Tanguy y Laverdure

Ponent Mon publica la edición integral de las aventuras de los dos pilotos franceses.

tanguy laverdure

Tanguy y Laverdure. Integral 1: Escuela de Águilas, de Charlier y Uderzo
Traducción: Fabián Rodríguez y María Serna. Páginas: 120

Lo de la editorial Ponent Mon empieza a ser ya espectacular. A su excelente catálogo habitual se suma desde hace ya tiempo la recuperación de un buen número de clásicos del cómic: Jerry Spring, Buck Danny, ¡Barbarroja! (a ver si esta vez es la definitiva), Mac Coy y Manos Kelly (de Hernández Palacios), Ric Hochet, Bruno Brazil, mi apreciado Bernard Prince… y ahora Tanguy y Laverdure. Todos en magníficas ediciones, aunque desde luego baratas no son.

No exagero si les digo que llevaba toda la vida esperando la reedición en castellano de las aventuras de esta pareja de pilotos de caza, original de la editorial Pilote, que publicó allá por los 60 en España la extinta Bruguera. El guión es del gran Jean-Michel Charlier -piloto él mismo- y los dibujos de Albert Uderzo, que compaginaba esta serie con Asterix.

El impecable, circunspecto, honestísimo Michel Tanguy y su inseparable compañero el chiflado, payaso, excéntrico, patoso, pero siempre entrañable Ernest Laverdure, dos grandes amigos, pero dos caracteres totalmente opuestos, que solo tienen una cosa en común: ambos son excepcionales pilotos.

Ambientada en la época contemporánea a su publicación, es decir en la guerra fría de los años 60 y 70, esta serie nos muestra el progreso de los dos jóvenes en su carrera en las fuerzas aéreas. Al mismo tiempo, tendrán que enfrentarse a los agentes de potencias enemigas desconocidas, cuyos nombres suelen tener acento ruso o alemán (entonces existía la RDA), que tratarán de apoderarse de secretos militares franceses. En cada aventura, persecuciones aéreas y combates contra aviones sin identificación pilotados por hombres, que para evitar delatar su origen, no llevan marcas ni en su ropa interior. Los desiertos de Oriente Medio y los hielos de Groenlandia serán otros escenarios cuya dureza pondrá a prueba la pericia de Tanguy y Laverdure.

tanguy laverdure serie

La serie de TV “Los caballeros del cielo”

El cómic cosechó suficiente éxito como para dar lugar a una serie de televisión Les Chevaliers du Ciel (1967), que en España, con el título de Los caballeros del cielo, pasó sin pena ni gloria. Y eso que los actores no podían estar mejor elegidos, pues eran clavaditos a los personajes del tebeo.

Pueden descargar en este enlace 24 páginas de Tanguy y Laverdure por cortesía de Ponent Mon

Publicado en: Cómic Etiquetado con: , , ,

Ricca: Gerunds

El nuevo proyecto de Esther Ovejero.

ricca esther ovejero

La cantante tinerfeña Esther Ovejero ha cambiado de nombre y de aspecto: ahora se hace llamar Ricca, ha adoptado una imagen afro y ha orientado su repertorio hacia la música negra y cantada en inglés. Su voz potente y versátil le permite interpretar soul, blues y jazz con tanta calidad como si hubiera nacido en Memphis o Detroit.

El primer disco con su nueva identidad Gerunds, recién publicado, reúne un puñado de excelentes temas, compuestos en su mayor parte por la propia Esther y el productor, Pablo Cebrián. Además incluye una curiosa versión del célebre Single Ladies que popularizó Beyoncé.

Vamos a escuchar el tema que abre el álbum, Running:

Otro tema, Skies:

Siempre ilusiona comprobar que en España se puede hacer música con este nivelazo.

A fecha de hoy su web oficial Esther Ovejero está en construcción, pero pueden seguirla en Facebook.

ricca gerunds

El primer álbum de Ricca: Gerunds

Como curiosidad, en este enlace tienen a Esther Ovejero en su anterior encarnación interpretando el clásico de Willie Dixon, versión Etta James, I just wanna make love to you.

Publicado en: Música Etiquetado con: , ,

Exposición “Caminos a la escuela”

Cuando ir todos los días al cole es una hazaña.

caminos escuela kenia

Kenia. Foto: © Nichole Sobecki / Sipa Press.

En la Fundación Canal de Isabel II he visto la exposición Caminos a la escuela. 18 historias de superación, que consiste en 134 fotografías tomadas en 18 lugares del mundo que muestran las dificultades que tienen niños y niñas para acudir todos los días a la escuela, bien por vivir en un entorno hostil, por las largas distancias a recorrer o por ser víctimas de algún tipo de discriminación.

En Wyalkatchem (Australia), quince niños realizan diariamente un trayecto de 194 km en autobús a su escuela en Perth. Pequeños estudiantes brasileños de Sertao deben ir en borrico al colegio atravesando un desierto. En Misrata (Libia), tienen que sortear campos minados para llegar al aula; algunos no lo logran.

caminos escuela libia

Libia. Foto: © Olivier-Jobard / Sipa Press.

En el crudo invierno de Alaska, los niños de Kivalina empiezan y terminan sus clases de noche, con temperaturas bajo cero. En las zonas costeras de Japón devastadas por el último tsunami, los escolares se reúnen cada día a primera hora en las ruinas de lo que fue su colegio, donde son recogidos por vehículos que les trasladarán a centros provisionales situados a largas distancias.

Solo el diez por ciento de las niñas del asentamiento chabolista de Kibera, en Kenia, pueden estudiar y tienen que ir en grupo a la escuela para evitar ser violadas. En algunos suburbios de Los Angeles (California), los alumnos deben atravesar barrios peligrosos dominados por la delincuencia. En la Bretaña francesa, los chicos de la pequeña isla de Höedic tienen que embarcar y hacer una travesía de veinte minutos para llegar a su clase en la isla de Houat.

caminos escuela burkina faso

Burkina Faso. Foto: © Holly-Pickett / Sipa Press.

caminos escuela brasil

Brasil. Foto: © Leonardo-Wen / Sipa Press.

Otros sufren discriminación por ser refugiados, como en Burkina Faso, por tener algún tipo de discapacidad, por pertenecer a minorías étnicas como los gitanos o por el mero hecho de ser niñas.

Todos ellos tienen algo en común: la convicción de que estos sacrificios merecen la pena porque a través de la educación alcanzarán una vida mejor.

Esta exposición debería ser visita obligada para todos los alumnos españoles, al menos para que sepan que hay niños en el mundo que no tienen la suerte de acceder al colegio tan cómodamente como ellos.

Vídeo del tráiler oficial del film Camino a la Escuela de Pascal Plisson, que próximamente se estrenará en los cines (subtítulos en español):

Caminos a la escuela. 18 historias de superación
Fundación Canal
Mateo Inurria,2
28036 Madrid
Del 25 de septiembre de 2014 al 6 de enero de 2015
Laborables y festivos 11:00 a 20:00 h.
Miércoles 11:00 a 15:00 h.
Entrada libre

Publicado en: Culturas del mundo, Entorno, Fotografía e imagen Etiquetado con:

El cristianismo nestoriano en Asia y la Ruta de la Seda

Autor: Julio González-Alcalde.

nestorianismo ruta seda

Julio González-Alcalde: El cristianismo nestoriano en Asia y la Ruta de la Seda (Editorial Librería Argentina, 2014).

En el siglo V Nestorio, patriarca de Constantinopla, difundió la idea de la doble personalidad de Jesucristo, divina y humana, lo que en el Concilio de Éfeso (431) le valió la consideración de hereje, el cese en su cargo y el exilio en Oriente. Había nacido el nestorianismo, religión que entre los siglos V y XIV se extendió por Asia a través principalmente de la Ruta de la Seda.

nestorian stele

Estela de Siganfú (Hsi-an-fu), en China, con una inscripción nestoriana (Siglo VIII). Foto: Wikipedia.

Los nestorianos, también llamados cristianos asirios, tuvieron la habilidad de pactar con los persas sasánidas, enemigos del Imperio Romano de Oriente. Los persas fueron derrotados por los bizantinos en 628 y poco después, a partir de 633, comenzaron las invasiones árabes.

Pero la religión nestoriana se había extendido ya imparable hacia el este, alcanzando Turkestán, Mongolia, Xinjiang, Tíbet, China e India. Samarcanda fue obispado nestoriano en los siglos VI y VII. Sabemos, por la Estela de Siganfú, que en 635 un monje llamado Alopen llegó a China y fundó un monasterio en Changán (Xian). Entre los consejeros de Gengis Khan se encontraban varios nestorianos. En el siglo IX se contabilizan 245 diócesis entre El Cairo y Pekín.

Los nestorianos, que se revelan como grandes diplomáticos, establecieron buenas relaciones con todos los pueblos y, en particular, fueron respetados por los musulmanes, hasta el punto de que llegaron a establecer diócesis en la misma península de Arabia. Se considera que los nestorianos transmitieron a los musulmanes el conocimiento del mundo clásico

Durante el reinado de Kublai Khan, cuya madre era una cristiana nestoriana, esta religión conoce su época de mayor auge. En los siglos XI y XIII se detecta la presencia de nestorianos en lugares como Sri Lanka, Tailandia, Malasia e Indonesia. Cuando los portugueses llegan a la India en 1498 se encuentran con la sorpresa de que hay cristianos.

nestorian stone

Piedra tallada con una cruz nestoriana (Museo de Quanzhou). Foto: Wikipedia.

El retroceso de la iglesia nestoriana comienza con la decadencia del imperio mongol, con la llegada a China de la dinastía Ming -intransigente con las religiones que no fueran de origen autóctono- y con la aparición de corrientes islámicas menos tolerantes.

Esta historia nos la cuenta Julio González-Alcalde (Doctor en Geografía e Historia y conservador en el Museo Nacional de Antropología) en El cristianismo nestoriano en Asia y la Ruta de la Seda, un pequeño ensayo editado por la Librería Argentina, de 77 páginas extraordinariamente amenas que encantarán a los aficionados a estos temas.

Publicado en: Historia, La Ruta de la Seda, Libros Etiquetado con: , ,

Brujas, sapos y aquelarres

Una historia de las mujeres brujas por Pilar Pedraza.

Brujas Sapos Aquelarres

Brujas, sapos y aquelarres (Valdemar, 2014)

En el epílogo, la autora afirma no haber adoptado en este repaso histórico al fenómeno de la brujería un punto de vista explícitamente feminista, pero es evidente que aborda su estudio de las brujas en cuanto a su condición de mujeres y no de personas a las que se atribuyen poderes mágicos (también han existido brujos y en este libro casi no se mencionan).

“En nuestros días, en pleno capitalismo triunfante y global, hablar de brujería es una cuestión arqueológica y así lo he entendido yo al escribir este pequeño ensayo” (Pilar Pedraza)

En consecuencia, hay que decir que estamos ante un libro que no trata de brujería, sino de mujeres brujas, lo que tampoco está mal ni mucho menos.

Dicho esto, Brujas, sapos y aquelarres, comienza su recorrido con Hécate, la diosa de la hechicería, sigue por la Edad Antigua y el mundo cristiano y sus inquisiciones, y termina en sus manifestaciones modernas, como la Wicca, con numerosas referencias al cine y algunas al arte y la literatura. Se trata de una descripción y análisis de las características del fenómeno en cada época, sin entrar en detalles psicológicos o antropológicos.

El mejor capítulo -que representa bien el carácter general de la obra- es el dedicado a la bruja en su condición de mujer libre, no sometida al rol femenino impuesto por la sociedad:

“Para las feministas del siglo XX, la bruja es por lo general una figura simpática, la imagen de la mujer emancipada, que no vive para su familia sino para la colectividad a través de la sanación, la ayuda para parir y abortar, el trabajo cerca de la naturaleza y el arte, que no practica la religión ni cree en dios, y que acaba asada en la hoguera por un poder tiránico.”

Son interesantes también los capítulos Brujería erótica y de salón y su contrapunto, el dedicado a la “brujas viejas”, las tradicionales brujas feas de los cuentos y las que representó Goya en sus célebres grabados.

Me sobra el capítulo sobre Juana de Arco, que ni fue bruja ni pretendió serlo, aunque la quemaran, por razones políticas, acusándola de ello.

Les dejo una entrevista a Pilar Pedraza en el Diagonal: Mi feminismo es igualitario, socialista y radical.

Publicado en: Cine, Heterodoxias, Historia, Libros Etiquetado con: , ,

Redes Sociales

Mis libros

Descarga este libro gratis en PDF
Lo que cuentan sus ojos

Categorias

Archivos

Buscador

Autor y contacto

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE