Arte > Pintura > Berlusconi y la Teta de la Verdad

Berlusconi y la Teta de la Verdad

“Teníamos un problema y lo hemos solucionado” ha dicho don Silvio.

Berlusconi en rueda de prensa
Berlusconi en una reciente rueda de prensa.

Seguro que no han olvidado el trauma provocado por la exhibición de unas tetas del siglo XVI en el metro de Londres. La solución de aquel asunto la encontró Vailima, inspirándose en Dickens y en Harry Potter. Pues bien, hemos descubierto que Berlusconi lee el blog La Divina Comedia (lo que demuestra la difusión internacional alcanzada por la blogosfera cultural española). El Presidente del Gobierno italiano tenía un problema similar y ha aplicado una solución claramente inspirada por nuestra amiga bloguera.

Vean lo que nos cuentan en el artículo de El País Berlusconi tapa un pecho:

Una reproducción de La Verdad desvelada por el Tiempo, situada detrás de la mesa donde el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, da las ruedas de prensa, ha sido retocada para evitar que se vea un pecho. La reproducción de la obra del artista del siglo XVIII Giambasttista Tiepolo ha sido retocada de manera que el pecho desnudo de la protagonista femenina ha desaparecido, “recubierto por un velo”, indica La Repubblica.

El retoque, iniciativa de las personas que cuidan de la imagen de Berlusconi, se debe a que el seno queda dentro del encuadre que las televisiones hacen durante las ruedas de prensa y temen que esa visión pueda “herir” sensibilidades. Ayer se desató la indignación de los críticos de arte italianos, que calificaron la iniciativa de gesto “loco, inútil, cómico y patético”.

No hace falta decir que todos los críticos de arte italianos son de la oposición.

Tiepolo. La Verdad desvelada por el Tiempo
Arriba, el indecente original de Tiepolo.

Berlusconi. Tiepolo. La Verdad desvelada por el Tiempo
La Verdad ocultada por Berlusconi.

Silvio Berlusconi y sus coglioni
El Sr. Berlusconi exponiendo los argumentos con los que ha justificado su acción.

Ah, pero antes de hacer gestos de victoria, don Silvio debería estar más vigilante porque no es la Teta de la Verdad la única imagen sicalíptica que le rodea. Los culos amenazan su testa:

Silvio Berlusconi y un culo

Publicado en Opinión, Pintura Etiquetado con: , ,
5 Comentarios en “Berlusconi y la Teta de la Verdad
  1. anarkasis dice:

    esto dependerá de las noticias que haya que dar
    a) que son de malas se saca la teta y se la aumenta
    b) que son buenas se le pone el velo y que se fijen en la calva del calvo

    “del artero y rastrero arte de la comunicación erótica de las masas”
    en prensas, ¡a ver si lo lanzas ya Carliños!

    (muy buen post)

  2. Hace unos años tuve ocasión de visitar el palacio Chigi, sede de la presidencia del gobierno italiano, donde se halla la sala de prensa donde está ahora este fondo. Cuando yo lo ví (también gobernaba Berlusconi) había otro fondo; la verdad es que la sala resultaba bastante hortera. Y ahora veo que hace juego con su creador. No sé cómo este señor se avergüenza de que le salga una teta junto al cogote, cuando las tetas son lo único que es capaz de reconocerle a las mujeres. En fin. Besotes.

  3. maniasmias dice:

    .
    y para qué carajo la pusieron allí entonces???

    a mi me ocurró una anécdota curiosa con un cartel que diseñé para un Festival de Teatro de Madrid, en él aparecía -entre otras cosas- una actriz con unas gafas de esas que tienen unos ojos pintados encima (bastante realistas por cierto) y me hicieron cambiarla porque los encargados de publicidad de la Comunidad de Madrid decidieron que como iba a ser ampliado a cinco metros y usado como fondo (igualito que aquí) en la rueda de prensa que se iba a dar en el Circulo de Bellas Artes y que podría servir de mofa hacia el Consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid…

    que es un GAFOTAS…

    juasjuas
    .
    .
    .

  4. Peggy dice:

    Imdignante estaba buscando la noticia …

    Algun complejo freudiano de tetas

  5. Vieron que algo iba mal cuando Berlusconi giró 180º su mesa, su sillón de piel, y su ordenador y se puso a mirar a la teta como si nada en vez, de espaldas a la puerta de entrada.

    Ahí dijo un funcionario: “Pa mí que o tapamos el pecho o este no nos hace ni puñetero caso, Giorgio.”

1 Pings/Trackbacks para "Berlusconi y la Teta de la Verdad"
  1. […] Hoy no podría escribir nada mejor que lo que ha escrito Carlos en Días del Futuro Pasado: Berlusconi y la Teta de la Verdad […]

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE