Arte > Cine > El Reino de los Cielos o el Limbo de los niños

El Reino de los Cielos o el Limbo de los niños

Corrección política medieval.

El Reino de los Cielos

Anodina, insípida, abúlica, podrían ser calificativos adecuados para la película de Ridley Scott El Reino de los Cielos. No es lógico rodar una película sobre las Cruzadas, uno de los acontecimientos históricos que más se prestan a la aventura y a la épica, con la misma frialdad que si se estuviera rodando, por ejemplo, Lost in translation. La relación entre Balián (Orlando Bloom) y Sibylla (Eva Green) es tan light y tan carente de pasión como la de los dos personajes de la película de Sofía Coppola (aunque al menos en este caso echan un polvo; algo es algo).

Las escenas de combates son tan artificiales que parecen sacadas de Ages of Empires, el célebre videojuego de batallas de Microsoft.

Orlando Bloom

El guión es inconsistente y deslavazado, los personajes son planos y sus motivaciones muchas veces ni siquiera están claras. Bailán parece un ciudadano del siglo XXI trasplantado a la Edad Media, como el protagonista de Un yanqui en la corte del Rey Arturo. Agnosticismo, pacifismo, populismo y tolerancia son cualidades inaplicables al siglo XII.

El panoli de Orlando Bloom, con su expresión de “esto no va conmigo”, contribuye eficazmente a darle al film ese tono aséptico, mientras otros actores más competentes, como Jeremy Irons, son lamentablemente desaprovechados.

Eva Green

El Reino de los Cielos es una obra fallida por variadas razones y además demuestra que aplicar a otra época los planteamientos políticamente correctos de hoy día no es algo que incida únicamente en cuestiones formales, sino también en los entresijos más profundos de la historia que se narra, en especial, en la psicología de los personajes, en sus relaciones y en los impulsos que los mueven.

Es un artificio superficial, sin “tripas”. Muy lejos queda de otras obras sobre el mismo tema rodadas en el pasado, cuando no había tantos efectos especiales y tanto ordenador, pero sí unos actores competentes y amor por el cine. Me refiero a cosas como Las Cruzadas o El Talismán, que sin ser grandes películas son para mí mucho más atractivas que la de Scott.

En definitiva, una película que no alcanza El Reino de los Cielos y se queda en el Limbo de los niños, ahora que la Iglesia Católica parece decidida a abolirlo.

Ficha DVD

El Reino de los Cielos

El Reino de los Cielos (Kingdom of Heaven, 20th Century Fox, 2005)
Director: Ridley Scott
Intérpretes: Orlando Bloom, Eva Green, Jeremy Irons, David Thewlis, Brendan Gleeson, Marton Csokas, Liam Neeson

Actualización:
He visto la versión del director, que aporta nada menos que 55 minutos adicionales de metraje y debo decir que a Ridley Scott le destrozaron la película en las salas de cine. Ahora el guión sí es sólido y coherente y se entienden relaciones entre personajes que antes eran oscuras. Especialmente el personaje de Sybilla sale enormemente reforzado, así como su relación con Bailan. El ritmo de la narración, que antes daba saltos absurdos, gana muchísimo tras la intervención de Scott. Si vieron la versión estrenada en salas y no les gustó, vean ésta; y si aquélla les gustó, el corte del director les gustará más.

Publicado en: Cine Etiquetado con: , ,
11 comments on “El Reino de los Cielos o el Limbo de los niños
  1. chocoadicta dice:

    Mira si es “light” y pesada que puedes pasarla en clase de historia a los niños de 2 de ESO porque mientras está puesta te da tiempo a explicar las cruzadas tranquilamente y de paso acompaño la explicación con imágenes (visto que los diálogos no valen la pena).

  2. Qué curioso eso que cuentas Chocoadicta. Pero no me sorprende.

    Un beso

  3. bubastis dice:

    Ridley Scott hace muchos años que cayó en barrena. Sus únicas películas interesantes son Blade Runner, Alien y Los Duelistas. Desde entonces no ha dado una a derechas (dejó caer algún fogonazo en Blackhawk Derribado y Gladiador, pero muy leves).

  4. noemi dice:

    Bueno, pues entonces me la ahorro, que poca vida tenemos como para estarla desperdiciando.

    Ahora que Blade Runner, siempe valdrá la pena, no?

  5. Blade Runner es una grandiosa obra maestra que justifica que Ridley Scott esté en este mundo :)

  6. saludos, vi tu comentario…..

    por cierto, curiosamente, hace poco intenté poner este diseño en mi blog (template) – plantilla – y quedaba más o menos parecido pero tenía el problema de que no se veían los nombres de las personas que dejaban comentarios….

    ¿sabes a que puede ser debido? ¿conoces bien el tema?

    si quieres comentarme algo sobre el asunto o hecharme una mano… manadame un e-mail

    un saludo

  7. Este diseño está hecho para WordPress y en principio no tiene por qué verse bien en Blogger. Algunas veces los diseños hechos para un sistema funcionan en otro y otras veces no.

  8. mia dice:

    a mi esto me parece bueno, la pelicula me gusta porque actua el guapisio orlando bloom

  9. Lalo dice:

    Otro problema de esta Edad Media computarizada hasta el cansancio es la expresión de los personajes. Por la razón que sea, los directores rara vez intuyen que las miradas, gestos y movimientos también pertenecen a un siglo y una cultura. Desde el primer momento que ves a Green sencillamente mover la boca sabes que a) no es árabe y b) no es de ese siglo. Todo su porte irónico y femenista lo trae como un gigantesco sticker en la frente que dice “europea y blanca”. Y el guión no le ayuda en nada a disimularlo. La manera que cabalga o se sienta en la mesa, mira a los hombres, se va, habla y se para sencillamente no es producto de una femineidad árabe y ciertamente tampoco lo de es de aquella época. Jamás le habría permitido su marido siquiera mirar de esa forma, hablar de esa forma y quitarse el velo en galante señal de independencia.

    Lo mismo, pero de otra manera, aunque más sutil, corresponde a las miradas: uno se da cuenta de la cultura de una persona, de su manejo de las emociones, de su conciencia del medio y de sí misma, inluso del lenguaje que habla por la manera que mira. Por eso los caballeros de “El Mensajero” no funcionaban tampoco. Parecían borrachos saliendo de una discoteca. El talante y la mirada denuncian criterios y juicios, secuencias de emociones, realizaciones perceptuales que simplemente no van en ese siglo. No habría tan largas series de juicios, no habría conclusiones tan complejas, no habría, vamos, tanta sapiencia. Tampoco la ironía ta pulida de hoy. Una Eva Green no hace el más mínimo esfuerzo por mirar diferente. Sabe que está en una PELÍCULA y ese es su primer gran pecado. Y Orlando Bloom —qué diablos le encuentra mi hermana al tipo está más allá de mi comprensión— es budista hasta la médula y se le ve en la mirada claramente. Lo de “Agnosticismo, pacifismo, populismo y tolerancia son cualidades inaplicables al siglo XII” no podría ser más cierto. Pero aunque el guión fuera una joya, los directores, y mucho menos los actores, hoy en día cuidan el detalle que revela que los pensamientos también se inscriben, se moldean, se incrustan en el cuerpo. No todo es verbo. Levanta un dedo y te diré de qué siglo eres. Son estos refinamientos, estos estados mentales, estas percepciones que revelan o asesinan al gran arte y al magnífico artista que la gesta y le permite brotar.

  10. david dice:

    m a encantado es genial
    oye como se yama la actriz k ase d la tia esa k ojazos si sabeis su nombre dsirmelo mi msn s principe_mestizo92@…

Redes Sociales

Mis libros

Descarga este libro gratis en PDF
Lo que cuentan sus ojos

Categorias

Archivos

Buscador

Autor y contacto

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE