Nuestra Señora de la Sangre

Martes, 3 septiembre, 2013


Una novela social policiaca de Ricardo Vigueras.

nuestra señora de la sangre

Nuestra Señora de la Sangre
Instituto Chihuahuense de Cultura, 2013
Ricardo Vigueras (Murcia, 1968) es Doctor en Filología Clásica y profesor investigador en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, México.

El teniente Lucas Bauer, conocido como El Ratón, es un policía de la Delegación Liminar de Noche de Nuestra Señora, capital de la República de Puntaloba de las Américas, un estado caribeño muy cercano a México en todos los sentidos.

Noche de Nuestra Señora… una ciudad donde las autoridades tuvieron que prohibir los velatorios para evitar que los bandoleros robaran ataúdes dejando a los cadáveres aquí y allá en medio de la vía pública. Muchas cosas peculiares suceden en esta capital y de algunas tenemos noticia gracias a las andanzas del Ratón, que, unas veces en el cumplimiento de su deber y otras a su aire, deambula por los diferentes ambientes de la ciudad, desde las fiestas de la alta sociedad hasta los barrios bajos más sórdidos o los prostíbulos de los que el rijoso policía es cliente habitual. Un territorio donde “ni los muertos hacen lo que se espera de ellos”, como dice Adán Nebreida, alias Caballo Ciego, oficial superior de Bauer.

Puntaloba es un país literario, como los célebres territorios míticos de Macondo, Región o Yoknapatawpha, que va creándose al tiempo que avanza la narración, de forma que vamos conociendo su geografía, su arquitectura y sus calles. Penetra por los sentidos y el lector puede experimentar el calor húmedo de su clima caribeño o percibir los diversos olores que se desprenden de las páginas.

El poco escrupuloso teniente Bauer se enfrenta a tres casos de los que son protagonistas otras tantas mujeres: una joven que llega a Puntaloba a buscar a su padre, un inmigrante al que nunca ha visto; una cantinera muerta a tiros que antes de irse al otro mundo recuerda su vida y en particular sus últimas horas; y la hija quinceañera de un ricachón desaparecida tras celebrar su fiesta de “puesta de largo”.

Nuestra Señora de la Sangre no es únicamente una novela negra, aunque en ella haya crímenes; tampoco es solo una obra de intriga, aunque intriga no falte; ante todo es una novela social, por la que deambulan personajes de toda clase y condición. Protagoniza también las narraciones el pueblo de Puntaloba, representado por un elenco de secundarios pertenecientes a los distintos estratos sociales: señoritos ricos, que a pesar de su elevada posición, no pueden vivir seguros en una sociedad caracterizada por su violencia cotidiana; agentes de la ley que nadan entre dos aguas, tratando de servir a quienes les pagan, pero sin incomodar demasiado a delincuentes que podrían acabar con ellos sin pestañear; chusma que se hacina en los barrios bajos y se busca la vida como puede; y destacando entre todos, mujeres que intentan sobrevivir en un mundo profundamente machista.

Mención especial merece esa banda de impresentables policías que actúan a las órdenes de Bauer y en particular la hilarante escena en que relatan al capitán Caballo Ciego un tiroteo que ha tenido lugar en plena calle y las inverosímiles explicaciones de cómo la situación ha degenerado en una reyerta con los vecinos (confieso que me partí de risa leyéndola). Esta y la magnífica última escena en la fiesta de la quinceañera son a mi gusto las mejores de la novela.

Aunque hemos dicho que Nuestra Señora de la Sangre participa tanto del género negro como de la novela social, hay que añadir que tiene también algún punto de contacto con el realismo mágico en las historias de la cantinera muerta y de la quinceañera desaparecida.

Ricardo Vigueras escribe con un lenguaje brillante y versátil, no exento de términos del argot popular cuando el texto lo requiere, con descripciones precisas que no alteran el ritmo de la narración e impecables diálogos.

Una novela recomendable para quienes gusten de literatura bien hecha y, en especial, para los seguidores de los diversos géneros en que la obra se encuadra.


Categoria: Libros

Tags: ,

2 comentarios a Nuestra Señora de la Sangre

  1. Isabel Barceló on Miércoles, 4 septiembre, 2013 at 20:25

    Suena muy, muy apetecible la lectura de este libro. Gracias por reseñarlo. Besazos.

  2. Ricardo on Jueves, 5 septiembre, 2013 at 19:28

    ¡Gracias por esta primera reseña! Me alegro de que te haya gustado. Va un abrazote.

Búsqueda personalizada
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE