Literatura > Libros > Cosas de Javier Marías

Cosas de Javier Marías

Se publica ‘Veneno y sombra y adiós’, tercera parte de la trilogía ‘Tu rostro mañana’

Con motivo de la publicación de Veneno y sombra y adiós (Alfaguara), tercera parte de la trilogía Tu rostro mañana, diversos medios han entrevistado a Javier Marías y éste, como es costumbre, se ha explayado a gusto. El tipo que mejor escribe hoy en España (con Umbral vivo habría tenido reparos en decir esto) no tiene pelos en la lengua. Por eso le cae mal a mucha gente, pero no a mí.

He recopilado algunas de las opiniones que Marías ha expresado recientemente en los diarios:

La Vanguardia:

“España es una sociedad con pocos escrúpulos y moral muy laxa. Por no hablar del grado de ignorancia y, sobre todo, de satisfacción con esa ignorancia, y eso sí es más nuevo. Estoy bastante a disgusto en mi país y mi época. Y hay otra cosa que no es nueva que la riqueza no ha eliminado: es un país con mucha saña, mucha mala leche, con mucha gente dedicada a joder por joder.”

ABC:

“La gente tradicionalmente cuando era ignorante se preocupaba, se avergonzaba, procuraba ponerle algo de remedio, y hoy en día eso se ha acabado. Cuando ignoran algo escupen ‘bah bah bah…’ y el hombre se está convirtiendo en un ser primitivo con mucha información, como advertía Julián Marías. No se reflexiona, no se quiere aprender, se dan por contentos con la sopa boba en la cual se vive de tontuna generalizada tanto en algunas de las costumbres actuales como en lo que vemos a menudo en los medios, como la televisión, de empantanamiento intelectual, con una fuerte pereza intelectual, siempre a nivel general porque hay muchos seres valiosos ocultos.”

El País:

“Hay un grado de exhibicionismo que me llama mucho la atención. Se ha perdido en gran parte el pudor. Se ha perdido la distinción entre lo que se puede decir públicamente y lo que se puede decir en privado. Hoy ser hipócrita está mal visto, pero hay un mínimo de educación en el hecho de ser hipócrita. Se ha ido muy a favor de la transparencia, todo tiene que ser transparente, y todo el mundo ha acabado hablando de cosas que deberían dar vergüenza.”

“Las sociedades actuales exigen transparencia, que se sepa todo. Y creo que eso es erróneo. El Estado ha hecho cosas delictivas, y eso lo sabemos todos. Todos los Estados lo hacen. Pero en esa exigencia de transparencia hay un elemento de hipocresía. Lo normal es que la gente quiera creer que el Estado no hace nada, y hace muchísimas cosas. Y ahora también pasa que siempre que ocurre algo, un accidente, por ejemplo, lo que primero se hace es buscar culpables o responsables, no se acepta el azar. Y eso responde a una soberbia enorme por parte del ser humano. Todos nos podemos equivocar. Yo puedo cometer una falta de ortografía, u otras equivocaciones, todo el mundo está expuesto a equivocarse. En cuanto a los Estados, todos tienen las manos manchadas. Siempre, de siempre. A nadie le puede caber duda de eso. Lo que pasa es que se prefiere ignorar. Wheeler dice en el libro qué cosas hicieron los buenos durante la guerra, e hicieron cosas atroces, que se negaron siempre. El tiempo de paz suele juzgar el tiempo de guerra. Y eso es una injusticia, porque esos tiempos se excluyen.“

“Yo no me siento muy cómodo en este país. Me he sentido un poco extranjero, como si fuera un falso español, y yo nací en Chamberí. De niño viví en Estados Unidos, pero siempre me he sentido un poco ajeno. A veces me desespero. Hay una mala leche excesiva, una saña, una zafiedad. Hay a menudo una especie de odio a lo inteligente, y a lo reflexionado, y a lo sentido. Hay una difícil aceptación de lo distinto. Ahora, por ejemplo, me he quedado un poco estupefacto: ha muerto un futbolista, Antonio Puerta, muy joven; una muerte terrible, está claro, todos estamos de acuerdo. Pero que los telediarios abran con esa noticia un día, y otro, y otro; que se haya criticado al Barcelona porque ha sido el único equipo normal, que se ha puesto el uniforme del luto, pero que no haya cancelado el partido? Hay una especie de mandamiento: alguien dice “esto tiene que ser así”, y todo el mundo a cumplir. Éste es un país con una enorme vocación totalitaria, que todo sea como alguien quiere que sea.“

El País:

“España, un país con el que nunca se sabe, difícil, ingrato, abrupto y del cual uno no se puede fiar. España es un país exacerbado con frecuencia y en el que hay una extraña saña que está bastante asentada, no en toda la población, por fortuna, pero sí en muchos de los responsables políticos y mediáticos.”

Javier Marías. Veneno y sombra y adiós
Tu rostro mañana/ 3 Veneno y sombra y adiós
Colección: Hispánica. Páginas: 712. Fecha de publicación: 24/9/2007
Género: Novela. Precio: 22,50 €

La Editorial Alfaguara permite descargar un fragmento de la obra Veneno y sombra y adiós pulsando aquí (pdf 412 K)

Parecidos:
Acto en memoria de Juan Benet
La privatización de la literatura
Cosas de Carmen Martín Gaite
La crisis del argumento en la novela española

Publicado en: Libros, Literatura y lenguaje, Opinión, Personajes Etiquetado con: ,
5 comments on “Cosas de Javier Marías
  1. Aura dice:
    Habla claro y alto, y sus palabras parecen nacer de la honestidad…
    Me identifico mucho con esta frase: “Estoy bastante a disgusto en mi país y mi época”. Sobre todo con la última parte.
  2. Taurus dice:
    Lo que sospecho es que el crecimiento económico no ha tenido correspondencia en el desarrollo cultural, entendiendo que cultura no es sólo acceso a la información, sino también actitud al recibirla y compartirla, un moldeamiento del propio comportamiento, una valoración que concluye que la ignorancia no sólo no es valor alguno sino que debe producir su pizca de vergüenza o, cuanto menos y más hedonista, el deseo de superarla y aplacar el desconocimiento.
    No es infrecuente que en los bares se escuche un acalorado y reivindicativo “bueno, yo pienso así y estamos en democracia, ¿o no?”. Con esta invocaión mágica al sacro término parece concluir todo.
    Un saludo.
  3. Creo que el problema principal es que antes se valoraba la cultura y el conocimiento y ahora no. Como dice Javier, la gente ignorante se preocupaba y trataba de aprender. Hoy está de moda ser inculto y presumir de ignorante. Estamos llegando a un punto en que se desprecia a cualquiera que sepa de algo y se le tacha de pedante.

    Dije hace tiempo en un post que vamos camino de una sociedad como la de los ‘jemeres rojos’ camboyanos, que al que sabía leer y escribir lo fusilaban. Y me refiero a España, porque creo que en los países de Latinoamérica aún se respeta la cultura.

  4. Ricardo dice:
    Me gusta la literatura de Marías, y me gustan sus declaraciones.

    En los países latinoamericanos hay de todo, pero en general tienes razón. En México al menos noto una cierta culpa de no saber más, de no ser más, y esto hace que la cultura (nunca detentada por los gobernantes) todavía imponga un respeto entre la mayor parte de la población. No sé si sabes que aquí también hicieron Tómbola, con el mismo nombre y el mismo estilo y formato. Fue cancelado a las pocas semanas porque a la gente le parecía demasiado ridículo y asqueroso. En fin, todo esto es un poco hablar por hablar, cuando se generaliza ya se sabe…

    Un saludote.

  5. dr.hichcock dice:
    Muy lúcidas sus reflexiones: que el estancamiento intelectual existe hoy y que desde muchos medios de comunicación se está alentando es algo realmente palpable.
    Tendremos que hacernos con un ejemplar.
2 Pings/Trackbacks para "Cosas de Javier Marías"
  1. [...] de entradas a hablar sobre los libros anteriores para poner en contexto este último. Por ahora, una recopilación de declaraciones de Javier Marías al respecto del lanzamiento compiladas por el blog Días del futuro [...]
  2. [...] En otro orden de cosas, Fogonazos cumple cuatro años de excelentes reportajes y nos ilustra sobre El organismo más dañino de la Tierra: un señor con cara de no haber matado ni a una mosca. En cambio, hay que ver la mala prensa que tienen los vampiros. Dampyr, en su blog Vampiria de Profundis, nos hace una selección literaria sobre el tema para que los veamos de otra manera. Son una parte de nuestra cultura que aún sigue viva. Una reflexión sobre qué es esto de la cultura y contra muchos tópicos al respecto la encontramos vía Libro de Notas. También allí: Sobre el privilegio de callar. Ya dijo alguien que somos esclavos de nuestras palabras y dueños de nuestros silencios. Javier Marías, sin embargo, parece que ha decidido hablar y mucho a raíz de completar su trilogía Tu Rostro Mañana. Sus declaraciones más interesantes las recopila Días del Futuro Pasado. [...]

Redes Sociales

Libros

Descarga este libro gratis en PDF
Lo que cuentan sus ojos

Categorias

Archivos

Buscador

Autor y contacto

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE