Page 202

El bordado de la Satrapi

Nuevo cómic por la autora de Persépolis.

Marjane Satrapi

En los países en los que la virginidad sigue siendo un valor, cuando una mujer la pierde antes de tiempo -es decir, siendo soltera- puede recurrir a que un cirujano le haga un cosido vaginal para recuperar el himen y llegar “entera” al matrimonio. A esta operación le llaman “hacerse un bordado” las mujeres que protagonizan el cómic de la iraní Marjane Satrapi (Rasht, Irán, 1969). Se trata de mujeres de diferentes edades, desde la abuela hasta la nieta (la propia autora), que se sientan a charlar y a tomar el té del samovar mientras los hombres duermen la siesta. ¿De qué hablan las mujeres cuando se reúnen? fue el eslogan para promocionar Bordados (Ed. Norma, 2004). Hablan de sus vidas, de sus sueños, de sus frustraciones y, por supuesto, de los hombres, que en todas las historias aparecen como brutales o estúpidos o ambas cosas a la vez. No hay que alarmarse; esta es la imagen políticamente correcta del hombre hoy.

El dibujo de Satrapi es simplísimo e infantilizado, pero es sin duda uno de los muchos encantos de esta obra y contrasta con los temas -a veces duros- sobre los que versa la conversación de las protagonistas. Por otra parte, del mismo modo que reconstruir el himen no significa recuperar la inocencia, no hay nada de inocente en el grafismo hipersencillo de Satrapi y la autora consigue con dos trazos que cada pose o cada gesto de sus personajes comuniquen con el lector. He dicho temas duros, pero también hay que observar que tratados con ternura y, lo más importante, con un delicioso sentido del humor.

Marjane Satrapi es el primer autor de cómic iraní conocido y su primera obra publicada fue Persépolis, una autobiografía en cuatro tomos que obtuvo numerosos premios y es hoy ya un clásico del cómic.

Actualización (23-04-05): Acaba de publicarse en España el último trabajo de Satrapi Pollo con ciruelas (Poulet aux prunes), un comic-book en blanco y negro, al abusivo precio de 14 euros; y esta vez no cabe culpar a Norma, porque el precio es el mismo para toda la Europa del euro.

Publicado en: Cómic Etiquetado con: , , ,

El ojo crítico (3)

Seguimos dando un repaso al libro El ojo crítico (Ediciones B, 1990), hoy descatalogado, a ver si alguien se anima a reeditarlo. Se trata de un pequeño volumen en el que el editor Constantino Bértolo reunió los comentarios demoledores sobre obras maestras de la literatura, que distintos críticos han hecho a lo largo de la historia.

Hoy reproducimos algunas frases breves pero contundentes con las que el crítico de turno descalifica una obra.

Robert Garland (Journal American, 1949) sobre El tío Vania de Antón Chéjov:

“Si me preguntan de qué trata El tío Vania diría que de lo máximo que puedo soportar.”

En el Springfield Republican (1925), sobre El Gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald:

“Un poco floja, un poco blanda, algo más que un poco artificial, El Gran Gatsby se sitúa entre las novelas insignificantes.”

En The London Critic (1855) sobre Hojas de hierba de Walt Whitman:

“Whitman conoce tanto el arte como un cerdo las matemáticas.”

Clement Scott (Sporting and Dramatic News), sobre Casa de muñecas de Ibsen:

“Es como si alguien hubiese teatralizado la preparación de la comida del domingo.”

Publicado en: Libros, Literatura y lenguaje

A medir el Everest

¿Cuánto mide el Everest, la montaña más alta del mundo?

Everest
Foto: Wikimedia

Los chinos se disponen a medir de nuevo la montaña más alta del mundo. Oficialmente, desde 1975, tiene 8.848,13 metros, pero por lo visto hay alguien que no se conforma con estas cifras y va a comprobarlas un equipo chino de topógrafos, cartógrafos y alpinistas. Piensan los científicos que la erosión y los movimientos en la corteza terrestre pueden haber alterado la “estatura” del Everest (en nepalí Sagarmatha ‘Brotado del cielo’ y en tibetano Chomolungma ‘Diosa madre de la Tierra’)

Alguien podría preguntarse: si ahora en vez de 8.848,13 m descubren que mide 8.848,27 m, o 8.850,75 m, o incluso 8.832,26 m ¿sería muy grave? ¿importaría mucho si el pico más elevado de la Tierra midiera unos metros más o menos? Pues yo supongo que no. Pero la expedición no se limitará a medir el Everest (ésta es solo la noticia llamativa), sino que además realizará diversas mediciones en los contornos de la montaña y obtendrá una serie de datos que servirán a los científicos para estudiar los efectos del cambio climático en el frágil y agredido ecosistema del Himalaya.

Está previsto que el equipo de “medidores de montañas” llegue al Tíbet este mes de marzo, en abril entren en la zona del Chomolungma y en mayo, en función de las condiciones climatológicas, elegirán el mejor momento para subir a la cima y hacer las observaciones desde ella.

Vía:

http://spanish.peopledaily.com.cn//31615/3186666.html

a href=”http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/2002/09/17/51834.php

Actualización 25-03-05:

Se pone en camino vanguardia de expedición de investigación científica de Qomolangma

A las ocho y media del día 23 de marzo partió de la ciudad de Lanzhou el destacamento de vanguardia de la IV Expedición Científica Integral a la Cumbre Qomolangma, compuesto por 20 miembros del Instituto de la Meseta de Qinghai-Tíbet de la Academia de Ciencias de China (ACC) y del Instituto de Medio Ambiente e Ingeniería en Zonas Frías y Zonas Secas de la ACC.

Vía: http://spanish.peopledaily.com.cn/31615/3270922.html

Actualización 22-05-05:

Misión china completa medición del monte Qomolonga (Everest)

QOMOLANGMA, Tíbet, 22 may (Xinhuanet) — Un grupo de 24 montañistas chinos encargados de medir nuevamente la cima del monte Qomolangma (Everest), completaron hoy domingo las labores de medición del pico más alto de la Tierra.

Vía: http://www.spanish.xinhuanet.com/spanish/2005-05/22/content_118086.htm

Actualización 10-10-05:

El everest mide ahora 8844,43 m.

Con aprobación y autorización del Consejo de Estado de China, la Administración Estatal de Topografía y Cartografía anunció el 9 de octubre que la “estatura” del Qomolangma, el monte más alto de la Tierra, es de 8844,43 metros, lo que supone 3,70 metros menos que la cifra de 8848,13 metros, anunciada por China en 1975.

Vía: http://spanish.peopledaily.com.cn/31619/3755138.html

Publicado en: China, Ciencia y técnica, Tíbet Etiquetado con: ,

The Moody Blues y el nacimiento del rock sinfónico

O por qué esta bitácora se llama como se llama.

The Moody Blues
Edición francesa de Noches de blanco satén.

Hoy, 11 de marzo de 2005, este blog Días del futuro pasado cumple 6 meses. Ante todo, muchas gracias a los más de 21.000 visitantes que hemos tenido, una cifra que ni en sueños pensábamos alcanzar en aquellos inicios, cuando entraban diariamente cinco o seis personas. Para celebrar el medio año, va un post especial sobre mi grupo de rock favorito, que tiene mucho que ver con el nombre de esta bitácora.

En 1966 The Moody Blues eran un grupo inglés más, nacido concretamente en Birmingham. Habían tenido algún éxito en las listas, como Go now, pero había montones de bandas británicas como ellos que versioneaban temas clásicos de rythm and blues. En esas fechas acababan de dejar el grupo Denny Lane y Clint Warwick y habían entrado a formar parte de él dos músicos destinados a hacer historia: Justin Hayward (guitarra) y John Lodge (bajo). Estos dos, junto a los otros tres miembros, Ray Thomas (flauta y saxo), Mike Pinder (teclados) y Graeme Edge (batería) compondrían una de las más célebres formaciones de la historia del rock.

Justin Hayward explica así la evolución del grupo en aquellos días:

“Eramos chicos ingleses de clase media-baja cantando canciones sobre gente de la América profunda y eso no era muy auténtico. Cuando empezamos a cantar nuestras propias canciones, expresando nuestros propios sentimientos y desarrollando nuestro propio estilo, las cosas empezaron a mejorar.”
(Edward Wincentsen The Moody Blues companion, Wynn Publishing, 2000. La traducción es mía)

La compañía Decca, que publicaba entre otros a The Rolling Stones, tuvo la ocurrencia de hacer un disco de música clásica interpretada por un grupo de rock, acompañado por una orquesta sinfónica (se supone que la idea era promocionar entre los jóvenes la música “seria”). Para ello llamaron a The Moody Blues. La idea original era hacer una versión de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak. Pero Justin Hayward tenía sus propios planes y consiguió convencer a la Decca para olvidarse de Dvorak y grabar sus propios temas. Tony Clarke fue el productor del disco y Peter Knight el director de la London Festival Orchestra para la grabación. El resultado fue uno de los álbumes más famosos e influyentes de la historia del rock: Days of future passed (Días del futuro pasado). La canción que lo cerraba, Nights in white satin (Noches de blanco satén), compuesta por Hayward, es una de las piezas más bailadas de los últimos 40 años.

Días del futuro pasado es uno de los primeros discos de rock progresivo y el primer álbum de rock sinfónico. Abrió el camino para grupos como Genesis, Yes, Emerson, Lake and Palmer, King Crimson, etc, etc. Es también el primer álbum conceptual de rock, es decir, todas las canciones tienen un nexo común que las une; en concreto, el álbum narra la vida de alguien cualquiera en las sucesivas horas de un día cualquiera. Así, los títulos de los temas que forman la suite son: Empieza el día, El amanecer es un sentimiento, Otra mañana, La hora punta, Martes por la tarde, La puesta del sol y Noches de blanco satén. Además es uno de los primeros discos en que se empleó el mellotrón, instrumento de teclado cuyo sonido vino a sustituir a la orquesta en las siguientes grabaciones del grupo.

La carrera de The Moody Blues fue fulgurante en los años siguientes, durante los cuales grabaron siete álbumes de excepcional calidad, hasta que se separaron en 1972. Posteriormente se reunirían de nuevo y proseguirían su carrera hasta hoy. Lamento que The Moody Blues nunca hayan tenido en España la misma consideración que en resto del mundo. Aquí sólo se les conoce por una canción y nunca han actuado en directo.

The Moody Blues en los Simpsons
La cumbre de la fama: los MB estrellas invitadas en los Simpsons.

Web oficial de la banda: The Moody Blues.

Moody Blues Today es la web oficial de los fans de The Moody Blues.

Publicado en: Música Etiquetado con: , ,

La muerte de Tutankamón

Investigaciones sobre la causa de su muerte

Tutankamon

Amenofis IV, llamado Akenatón (1364-1347 adC), implantó en Egipto el culto al Sol, es decir, una religión monoteísta, sustituyendo al politeísmo. A su muerte, su sucesor, el joven Tutankatón, restableció a los antiguos dioses y cambió su nombre por el de Tutankamón, en honor al dios Amón.

En el Museum of Egyptian Antiquities (El Cairo) se conserva una estela conmemorativa de la restauración del politeísmo, que dice:

“Encontré el templo lleno de escombros, sus altares derrumbados y sus patios llenos de maleza. Restituí sus sagradas reliquias, reconstruí el templo y le di tesoros. Mandé hacer imágenes de los dioses en oro y ámbar, adornadas con lapislázuli y piedras preciosas.”

Tutankamón murió hacia 1335 adC, a los 18 años, por causas desconocidas. En 1922 Howard Carter descubrió su tumba, la única de un faraón que ha llegado intacta a nuestros días. En el cráneo de Tutankamón había un hueso roto, lo que hizo pensar que había sido asesinado de un golpe en la cabeza. El “sospechoso” del crimen era su sucesor Ay, un noble que llegó a rey casándose con la viuda del propio Tutankamón.

Pues bien, los estudios que desde hace un par de meses venían realizándose sobre la momia de Tutankamón parece que han llegado a una conclusión: no fue asesinado y el golpe del cráneo debió producirse durante el embalsamamiento. Caso resuelto. Lo que sigue sin saberse es la causa real del fallecimiento del faraón, aunque se apunta una infección producida por la rotura de una pierna.

Publicado en: Antiguo Egipto, Arqueología Etiquetado con: ,

China redacta plan de desarrollo turístico del Tíbet

Tíbet

Por lo visto, los chinos en su afán desarrollista quieren convertir el Tíbet en su Benidorm particular. Un Benidorm sin playas, pero con suficiente atractivo turístico como para convertirlo en un gran parque temático. Pobre Dalai lama. Tal vez le den un puesto de animador, como esos que en Disneylandia van disfrazados del ratón Mickey.

BEIJING, 2 mar (Xinhuanet) El primer plan de desarrollo turístico del Tíbet, para el período 2005-2020, entra en su etapa final de evaluación. El plan abarcará seis regiones del Tíbet, con una área total de 1,2 millones de kilómetros cuadrados, dijo Losang Jamcan, vicepresidente de la Región Autónoma del Tíbet de China.

El plan señala que el Tíbet se centrará en el desarrollo del turismo exterior y local, con el fin de convertirse en un importante centro turístico entre China y el sur de Asia así como un famoso destino turístico mundial en la elevada meseta, combinando ecología y cultura tibetana.

Para el 2010, el Tíbet atraerá a 280.000 turistas del exterior y 2,2 millones locales. Los ingresos por turismo serán de 4,000 millones de yuanes (500 millones de dólares USA), representando el 10 por ciento del PIB local. Para el 2020, el Tíbet atraerá 1,12 millones de turistas del exterior 9,05 millones locales. Los ingresos por turismo serán de 22.800 millones de yuanes (2.800 millones de dólares USA), representando el 18 por ciento del PIB local.

Losang comentó que el turismo también promoverá la urbanización y la construcción de infraestructuras en el Tíbet además de ayudar a proteger la cultura tradicional y el medio ambiente.

Situado en el suroeste de China, el Tíbet tiene un clima y una geografía únicos. Sus reliquias históricas, su arquitectura religiosa, pinturas, retratos, costumbres, cocina y cultura popular atraen a los turistas.

En años recientes, la industria local turística se desarrolló rápidamente. El año pasado, el Tíbet recibió 1,22 millones de visitantes, obteniendo 1.500 millones de yuanes (190 millones de dólares USA) por ingresos turísticos, representando 7 por ciento del PIB. Cerca de 30.000 campesinos participaron en la industria de servicios turísticos, con un aumento de ingresos de 2.328 yuanes (300 dólares USA) per cápita.

Vean eso de “combinando ecología y cultura tibetana” y esto otro de “el turismo también promoverá la urbanización y la construcción de infraestructuras en el Tíbet además de ayudar a proteger la cultura tradicional y el medio ambiente”. O eso de la participación de los campesinos en la llamada “industria de servicios turísticos”… Y cifras, muchas cifras y muchos millones. Los chinos han aprendido rápido la terminología y la verborrea demagógica usual en occidente.

Publicado en: China, Entorno, Tíbet

Roger Scruton: Cultura para personas inteligentes

Según el autor, la cultura tiene sus raíces en la religión y lo sobrenatural.

El título del ensayo prometía, pero el contenido resulta decepcionante. La supuesta tesis del autor es que la cultura tiene sus raíces en la religión y lo sobrenatural. Siendo así cabría pensar que el texto estaría orientado a demostrar dicha tesis de alguna forma. Pues no: el autor se dedica a recorrer distintas épocas históricas, desde las tribus primitivas a nuestros días, relacionando la cultura de cada una con sus formas espirituales o religiosas, pero sin ser capaz de esbozar un procedimiento y menos aún de obtener una conclusión. Esto convierte la mayor parte de los capítulos en una divagación sin mucho sentido, cuyo único valor es tal vez el relato de cómo ha evolucionado la cultura occidental.

Es interesante, aunque no aporte grandes cosas, el capítulo 10, en el que el autor, en su periplo histórico, llega a nuestros días:

“La civilización burguesa se ha ido vaciando paulatinamente de su cultura judeocristiana. Con ello, el centro de sus instituciones, donde debería residir la comunidad ancestral y creyente, ha quedado huero. El sacerdote falto de fe no puede tolerar este vacío y acaba por rebelarse contra la alta cultura que sirve para disfrazarla.”

“Así surge lo que podríamos llamar ‘la cultura del repudio': la revisión sistemática de la alta cultura de la sociedad burguesa con vistas a ponerla en evidencia y rechazar su presupuestos. Esta anticultura ha medrado en el seno de las instituciones creadas por la alta cultura y es un intento desesperado de agarrarse a ella, del mismo modo que los adolescentes rebeldes se agarran a sus padres, obrando siempre con la intención de ofenderles. La cultura del repudio comporta una trivialización del satanismo de Baudelaire, no destinado a revivir la experiencia de los sagrado, sino a mostrar la falsedad de la experiencia.”

El autor distingue entre cultura común o esencia definidora de una nación (Herder) y alta cultura o cultivo del espíritu (Humboldt).

Quizá lo más curioso del libro sea su consideración del deconstructivismo como una religión -por supuesto satánica, en cuanto destructiva- y a Derrida como su sumo sacerdote. Lo peor, el desconocimiento que el autor tiene de la cultura pop, a la que desprecia sin disimulo.

Roger Scruton: Cultura para personas inteligentes. Traducción de Joan Solé (Ediciones Península, 2001)

Publicado en: Arte, Libros Etiquetado con: ,

Redes Sociales

Libros

Descarga este libro gratis en PDF
Lo que cuentan sus ojos

Categorias

Archivos

Buscador

Autor y contacto

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE