Page 205

Se subasta sarcófago egipcio, momia incluida

Neskhons

Si desean ser propietarios de una momia e instalarla, por ejemplo, en el salón de su casa para que les haga compañía, ahora tienen la ocasión. La pieza principal de la subasta que tendrá lugar en la célebre sala Christie’s de Nueva York, el próximo 7 de diciembre, es un sarcófago egipcio de madera decorada, que pertenece a la momia de Neskhons, Tercer Período Intermedio, XXI Dinastía, hacia los años 990 a 940 aC.

Una pieza de estas características no aparece en las subastas todos los días. La última momia vendida, en 2003, fue la de un sacerdote de Amón, por la que su comprador tuvo que pagar 1,4 millones de dólares USA, cifra récord hasta la fecha.

La momia de Neskhons fue adquirida en 1900 por el norteamericano Liberty E. Holden a un mercader llamado Sheik Mahmud Hassan y fue trasladada a Cleveland y donada a la Western Reserve Historical Society.

Neskhons fue la esposa y sobrina de Pinedyem II, Sumo Sacerdote de Amón que gobernó Egipto como un faraón. Neskhons murió a los 20 años, posiblemente de una infección.

El sarcófago estará expuesto a los posibles compradores entre los días 2 y 6 de diciembre, en Christie’s Galleries, Rockefeller Center, Nueva York.

Vean una detallada descripción del artículo (in english) y algunas fotos: An egyptian painted sycamore fig wood sarcophagus and mummy for neskhons

Importante: pinchen en la imagen para ver el interior.

Actualización (8-12-06):
Finalmente se vendió a un comprador anónimo por 1,1 millones de dólares.

Publicado en: Antiguo Egipto, Arqueología

Sobre la inutilidad del arte

Texto de Belén Gopegui:

“Dijo en una ocasión Oscar Wilde y se ha citado con frecuencia: “Todo arte es bastante inútil”. Hace sólo unos días Paul Auster lo recordaba aquí en Oviedo, al recibir el premio Príncipe de Asturias, si bien Auster privaba a la frase del “bastante” y decía sólo “el arte es inútil”. Después de leer su discurso pensé: suena bonito lo de la inutilidad, pero que hay que podérsela permitir. O, si no, hay que pensar que la realidad, la que tenemos, no da escalofríos; hay que echar un vistazo a lo que nos rodea y decidir que es más o menos lo normal: esta mezcla de cines, barrios masacrados, ascensores, opresión, cerveza helada, terror en el trabajo, paseos, agotamiento de los recursos, bueno, todo eso sería más o menos lo normal.

Una vez decidido, es sencillo afirmar, cito, que “el valor del arte reside en su misma inutilidad” y a continuación preguntarse, como hizo Auster, como han hecho miles de artistas: “Pero ¿qué tiene de malo la inutilidad?”. Digo esto sin apenas ironía. A mí también me gusta hablar del encanto de lo inútil. Aunque pienso que si un hombre se está ahogando y ve pasar cerca a varios músicos de los cuales ninguno se tira al agua ni le arroja una cuerda o un trozo de madera sino que entre todos se ponen a tocar para él un cuarteto maravillosamente inútil, pienso que a ese hombre no le cabría ninguna duda acerca de qué es lo que tiene de malo la inutilidad.”

Seguir leyendo el artículo de Belén Gopegui Creación revolucionaria y cerveza helada.

Publicado en: Arte, Literatura y lenguaje, Opinión

La Ruta de la Seda II (21). Isfahan

Sheraks
Ruinas de la antigua Sheraks

En el capítulo anterior de esta larga serie dedicada a comentar los hitos más importantes de la Ruta de la Seda, siguiendo los capítulos del célebre documental de la televisión japonesa NHK, andábamos por tierras de Irán.

Serakhs, ciudad fronteriza entre Irán y Turkmenistán, fue un oasis en la ruta norte de Persia y conoció su mayor esplendor entre los siglos X y XII. De sus grandes monumentos se conservan hoy los mausoleos de Abul-Fazy, Yarti-Gumbez y Shiekh Lokman.

Se desconoce cuándo fue fundada Isfahan (v. google maps) pero se han encontrado restos del Paleolítico, lo que hace suponer que la zona estuvo habitada desde tiempos remotos. Formó parte de los distintos imperios de dinastías persas hasta que fue ocupada por los árabes.

Isfahan
Interior de la mezquita Sheikh Lotf Allah de Isfahan (pinchar la imagen para ampliar)

Ya durante el dominio selyúcida Isfahan alcanzó gran fama. El filósofo y médico Avicena vivió en ella. Después fue arrasada por los mongoles en dos ocasiones, la segunda de ellas por Tamerlán.

Su edad de oro llegó con la dinastía safávida, que fue la constructora de los parques, plazas, bibliotecas y mezquitas que asombraron a los viajeros europeos y convirtieron la ciudad en una leyenda. Los persas la llamaron Nesf-e-Jahan (medio mundo), significando que quien ha visto Isfahan ha visto la mitad del mundo. En su época fue una de las ciudades más grandes, llegando a alcanzar una población de un millón de habitantes. Contaba con 163 mezquitas, 48 madrasas, 1801 comercios y 263 baños públicos.

Isfahan
La plaza Naghsh-i Jahan de Isfahan es una de las más grandes del mundo

En la gigantesca plaza Naghsh-i Jahan (v. google maps) se alzan la mezquita Sheikh Lotf Allah, el palacio Ali Qapu y la mezquita Shah

Isfahan cuenta además con varios puentes sobre el río Zayande Rud, que son auténticas obras de arte.

Isfahan
Puente Khajoo (v. google maps): y más fotos

Isfahan
Puente Si-o-seh (v. google maps): y más fotos

Un souvenir de Isfahan: alfombras

Capítulo anterior: La Ruta de la Seda II (20): Persépolis
Capítulo siguiente: La Ruta de la Seda II (22). Irak. Mosul

Publicado en: Asia y Oriente, Cultura árabe, La Ruta de la Seda

Grutas de Longmen

Contienen más de cien mil esculturas e imágenes.

Grutas de Longmen

Las grutas de Longmen contienen la más importante colección de obras de arte budista de las dinastías chinas Wei del Norte y Tang.

Se alinean a lo largo de un kilómetro en la ribera del río Yi, provincia de Henan. Se comenzaron a tallar en el año 493, cuando el emperador Xiaowen de la dinastía Wei del Norte trasladó su capital a Luoyang, y los trabajos prosiguieron durante cuatrocientos años más.

Se han catalogado 2.345 nichos y grutas, que contienen más de cien mil esculturas e imágenes, de entre 17 metros y 2 cm, y unas 2.500 estelas o inscripciones. El nombre Longmen significa en chino “puerta del dragón”, pero también tiene gracia interpretarlo en inglés.

Grutas de Longmen

En 2000 pasaron a formar parte del Patrimonio Mundial de Unesco.

Un artículo sobre el origen legendario de las grutas:

http://www.laultima.com/noticia.php?id=9208&seccion=Turismo&idcategoria=13

Fotos

http://www.china.org.cn/xi-pic/henan/hnview.htm

http://www.china.org.cn/english/kuaixun/75219.htm

http://www.travelchinaguide.com/attraction/henan/luoyang/longmen.htm

Le dedico este enlace a Ray de Filatelissimo, un interesante blog sobre el mundo de la filatelia:

http://worldheritage.heindorffhus.dk/frame-ChinaLongmenGrottoes.htm

Parecidos
Protección de las grutas budistas de Mogao (Dunhuang)
La estatua de Buda más grande del mundo

Publicado en: China Etiquetado con: ,

Fu Hao

General del ejército chino en el siglo XIII aC

El general Fu Hao jugó un papel muy importante en el ascenso de la dinastía Shang (circa 1766 aC – circa 1050 aC). Dirigió un ejército de 13.000 hombres, que fue el mayor de China en su época. Combatió contra los bárbaros del otro lado de la frontera y dirigió la campaña que derrotó a los jiang, principales enemigos de Wuding (1250-1192 aC), rey de los Shang. Igualmente derrotó a los tu y a los yi. Su victoria frente a los ba ha quedado registrada en la historia militar china como un ejemplo de estrategia en una gran emboscada. Fue un gran militar.

La gracia del asunto es que el general Fu Hao era la esposa del rey Wuding, por lo que pasa, por méritos propios, a engrosar nuestra galería de mujeres singulares.

Se sabe poco de los primeros años de la vida de esta señora, que se convirtió en esposa de Wuding cuando éste decidió contraer matrimonio con una mujer de cada una de las tribus conquistadas, con objeto de establecer alianzas sólidas. La inteligencia de Fu Hao la llevó a convertirse no sólo en la esposa número uno, sino también en el comandante en jefe del ejército de su marido.

Fa Mulan
No he podido encontrar ninguna imagen de Fu Hao. Tal vez se parecía a Mulan, representada con atavíos de guerra en esta ilustración para la portada del libro “Fa Mulan” de Robert D. San Souci.

Fu Hao, como suma sacerdotisa, presidía el oráculo y las ceremonias sacrificiales, que en la China de aquella época incluían víctimas humanas. El objeto de los sacrificios era aplacar la cólera del cielo, honrar a los antepasados y ser favorecido en las batallas.

El papel de Fu Hao en tales ceremonias se dedujo a partir de la colección de recipientes de bronce para sacrificios descubiertos en 1976 en su tumba, en la aldea de Xiaotun, en Anyang (capital de los Shang), en la provincia de Henan.

Entre las piezas halladas están unos caparazones de tortuga que llevan inscritos los caracteres “preparados por Fu Hao”, lo que demuestra que ella estaba a cargo de los ritos de adivinación: en aquella época, era tarea del adivino preparar caparazones de tortuga u omóplatos de buey cincelando pequeñas muescas en ellos para contener granos de carbón de leña. Durante las ceremonias de adivinación, los caparazones o los huesos se cocían al horno en el fuego hasta que aparecían grietas. Estas grietas se estudiaban y se predecía el futuro a partir de las formas que presentaban. El resultado se inscribía en los mismos caparazones o huesos por el adivino.

Hueso oracular
Hueso oracular de la época shang, con detalles de las inscripciones. Foto: Herr Klugbeisser, Wikipedia

La colección incluye diversos utensilios de cocina que llevan inscripciones de Fu Hao. La gran hacha ceremonial tipo yue o las hachas de guerra encontradas en su tumba, con un peso de nueve kilos cada una, y otras dos más pequeñas que muestran también la inscripción, son los distintivos de su autoridad militar.

Fu Hao fue una figura pública de gran relevancia; antiguas escrituras de los Shang describen detalladamente sus expediciones militares, ritos religiosos, salud personal y otros aspectos de su vida. Estos textos fueron encontrados en unas grutas cercanas a Anyang. Sólo en los escritos de una de las cuevas, Fu Hao es mencionada más de doscientas veces.

Pendiente de jade de Fu Hao
Pendiente de jade encontrado en la tumba de Fu Hao. Se le supone una antigüedad de cientos de años anterior a su propietaria. Foto: washington.edu

Después de la muerte de Fu Hao, Wuding enterró a su amada reina en una magnífica tumba llena de objetos de bronce y jade, que fue descubierta, como ya se ha dicho, en 1976.

Referencias:

http://depts.washington.edu/chinaciv/archae/2fuhmain.htm

http://www.colorq.org/Articles/article.aspx?d=asianwomen&x=fuhao

http://www.womenofchina.com.cn/people/women_in_history/1405.jsp

(Este texto está bajo una licencia de Creative Commons. Puede ser reproducido, bajo las condiciones indicadas, citando la procedencia: www.futuropasado.com)

Publicado en: Arqueología, China, Mujeres singulares Etiquetado con: ,

Redes Sociales

Libros

Descarga este libro gratis en PDF
Lo que cuentan sus ojos

Categorias

Archivos

Buscador

Autor y contacto

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE