Page 3

Stephen Shore

Exposición en la Fundación Mapfre.

stephen shore

Beverly Boulevard y La Brea Avenue, Los Angeles

Stephen Shore (Nueva York, 1947) cuenta como méritos en su biografía haber empezado su carrera muy joven y haber expuesto su obra con 24 años en el Metropolitan Museum of Art. Y ser un habitual de la Factory de Warhol, que es una cosa que mola mucho ponerla en el curriculum.

Observando sus imágenes, se ven encuadres que no haría ni el peor de los aficionados, así como perspectivas que pueden calificarse de insólitas, hechos que, según dicen, son una muestra de que Shore rompió con los cánones de la fotografía de su tiempo.

stephen shore

De la serie Greetings from Amarillo, diez postales que ilustran una serie de monumentos de la ciudad de Amarillo.

La exposición de la Fundación Mapfre es densa, con numerosas fotos de pequeño tamaño, como las realizadas para la serie American Surfaces:

“En éste y su siguiente proyecto, American Surfaces, prosigue su investigación en torno a lo que Shore ha definido como snapshotness, cuya mejor expresión se revela precisamente en aquello que podía interpretarse como un error o una dejadez por parte del fotógrafo. El diario visual que realiza en sus viajes por Estados Unidos no muestra en realidad vistas espectaculares, ni lugares memorables o momentos culminantes.”

Se le considera uno de los fotógrafos más influyentes en la fotografía en color.

Sitio web: Fundación Mapfre: Stephen Shore

stephen shore

Un paisaje en el Condado de Brewster, Texas

Publicado en: Fotografía e imagen Etiquetado con:

Villanueva, el nuevo pop rock de Vigo

“Viajes de ida” es su primer disco.

villanueva musica

FNAC Callao (5-10-2014)

El domingo por la tarde entré en la FNAC de Callao y me encontré con la actuación en directo de Villanueva, un vigués que al frente de otros cuatro músicos hace el mejor pop rock español que he oído en bastante tiempo. Tengo gana de escucharlo en un escenario más adecuado, con mejor sonido.

Su primer álbum se titula Viajes de ida. El tema que abre el disco: Inevitable

Otro gran tema: Bombas nucleares

Web oficial: Villanueva

El álbum en Spotify:

Publicado en: Música Etiquetado con: ,

Alma-Tadema y la pintura victoriana

Exposición en el Museo Thyssen.

Alma-Tadema: La pregunta

Alma-Tadema: La pregunta

Ayer fui a ver la exposición de Alma-Tadema, casi in extremis (iba a cerrar el próximo domingo aunque ha sido prorrogada hasta el 12), pero es que había que pensarlo bien porque nueve euracos son nueve euracos, no están los tiempos para tirar el dinero y, a diferencia de otros, la baronesa no invita ni a unas cañas, por lo menos a mí. Por cierto, cada vez que entro en sitios de gente fina como el Thyssen me siento como un paleto, incluso creo que tengo aspecto de llevar en la cabeza una boina, sin llevarla, como diría Queneau en uno de sus logo-rallies.

Alma-Tadema: Las rosas de Heliogábalo

Alma-Tadema: Las rosas de Heliogábalo

Alma-Tadema y la pintura victoriana, en la colección Pérez Simón presenta unos pocos cuadros del pintor británico de origen holandés utilizado como reclamo en el título y unos cuantos más de otros pintores más o menos interesantes, prerrafaelitas, posprerrafaelitas (¿pospre?) y asimilados. Es decir, dioses y diosas de la mitología, damas lujosamente ataviadas, clasicismo y medievalismo… ¿Cursi? Tal vez, pero al menos esta gente pintaba mucho y bien.

Frederick Goodall: The finding of Moses

Frederick Goodall: The finding of Moses

Edwin Long: La reina Ester

Edwin Long: La reina Ester

John William Godward: Belleza clásica

John William Godward: Belleza clásica

Destaco que, en mi ignorancia, he descubierto en esta exposición a un tal John Melhuish Strudwick (tiene nombre de pintor inventado por Monty Python o algo así) que no conocía y que pintaba cosas muy majas, tal que así:

John Melhuish Strudwick: In the Golden Days

John Melhuish Strudwick: In the Golden Days

John Melhuish Strudwick:Elaine

John Melhuish Strudwick:Elaine

Publicado en: Pintura Etiquetado con: , , ,

Cromática Pistona

Banda madrileña de swing-jazz.

cromatica pistona

Cromatica Pistona bajo la carpa de la Plaza del 2 de Mayo (27-09-2014). Foto: Futuro Pasado.

Ayer, en el marco del festival urbano Malakids que se celebra en Malasaña, actuó Cromática Pistona, una interesante banda que mezcla el jazz, el pop, el ska y hace bailar a la gente sin necesidad de recurrir al infumable rollo latino. Un punto fuerte del grupo es la excelente voz de su atractiva cantante, la donostiarra Errukine Olaziregi (aka Hurricane Pistone).

Cromática Pistona publicó en 2012 un álbum con el maravilloso título de Porca Troika, editado y producido por la propia banda bajo licencia Creative Commons.

Esta tarde, a las 5 en la carpa de la plaza del Dos de Mayo estarán Wiatrowo, otra banda de estilo similar a los Pistona, a la que ya conocemos del año pasado.

Publicado en: Música Etiquetado con: , ,

Fabiografía

Las memorias de Fabio McNamara.

Fabio McNamara

Ya he dicho en otro lugar que considero a Fabio McNamara el icono más representativo de la Movida Madrileña, ese movimiento -o lo que fuera- cuya existencia todo el mundo negaba en su época y que hoy, treinta años después, parece abarcar toda manifestación de cultura o subcultura aparecida en los ochenta, ya sea música, pintura, fotografía o cualquier otra actividad por ajena que fuese a la Movida original.

Fabio cantaba, actuaba, escribía poemas surrealistas y letras de canciones, diseñaba su propio vestuario y pintaba, siendo esta última actividad la única que sigue realizando hoy.

El texto de la Fabiografía está redactado por Mario Vaquerizo, tras muchas horas de conversación con McNamara, pero la voz narrativa que escuchamos es la de Fabio en primera persona, lo que me parece un gran acierto, sobre todo teniendo en cuenta que Mario ha sabido recoger perfectamente el lenguaje peculiar que caracteriza al personaje.

Precisamente el término Chochonismo fue creado por Fabio para designar ese lenguaje peculiar, con vocablos inventados por él, como es el caso de “gualtrapa” o “killerío”. Dice McNamara que el Chochonismo acabó convirtiéndose en una filosofía: “Era inventarnos nuestra propia cultura, nuestro vocabulario, era como una bofetada a todo el mundo para decir: “Mira, tenemos un vocabulario propio, una música nuestra, somos distintos y somos lo más”.

“Lo que hicimos fue convertir lo cotidiano en pop y lo elevamos a lo máximo”

El libro sigue un orden cronológico no estricto, con continuas analepsis y prolepsis (o flashbacks y anticipaciones, para ser menos pedantes), desde la infancia de Fabio en un barrio obrero de Madrid, el abandono del piso de sus padres a los diecisiete años, su encuentro con el futuro productor Miguel Angel Arenas (el Capi) y su paso como huésped, casi como okupa, por las casas de sus mejores amigos: las Costus -en la calle Palma y conocida como la Factory malasañera-, Tino Casal -que recibe en este libro un nuevo empujón que le convierte, al cabo de los años, en la figura más influyente de la Movida- y el fotógrafo Pablo Pérez-Mínguez, entre otros.

La Fabiografía está plagada de anécdotas disparatadas, algunas ya célebres, pero de las que siempre resulta interesante conocer la visión del protagonista, que se nos muestra más que nada como un ingenuo, exento de toda maldad. Invitado a una recepción en una embajada, no se lo ocurre otra cosa que preguntarle al embajador si las tortillas del cóctel las había preparado él mismo.

Por las páginas de este libro desfila la primera línea de la movida: Alaska, Almodóvar, Carlos Berlanga, Guillermo Pérez Villalta, etc. y de todos McNamara nos ofrece siempre una imagen benévola. Quien espere encontrar el despellejamiento del prójimo que caracterizó a estos personajes en sus buenos tiempos se verá defraudado. Tampoco hay sexo en este libro ni cotilleos sentimentales, aunque leyendo entre líneas sí puede intuirse que hubo personas que mantuvieron con Fabio una relación más íntima que otras. Sobre Almodóvar, afirma que su relación era “de hermanos” (y allá cada cual que piense lo que quiera).

La Fabiografía es uno de esos libros con banda sonora: de fondo siempre escuchamos a Bowie, New York Dolls, Lou Reed, Blondie, grandes inspiradores -más estética que musicalmente- de la Movida, pero también a Lola Flores, Juanita Reina o Dolores Vargas la Terremoto. Y es que la Movida fue una extraña mezcla de glam, punk y casticismo hispánico.

Otro elemento que circula a granel por la vida de Fabio son las drogas de todo tipo. Es el abuso de ellas lo que le conduce en el año 2000 a un hospital, en el que al borde de la muerte, ve la luz, se convierte al catolicismo y abomina de sus anteriores excesos (pero a mí me dicen por el pinganillo que su supuesta conversión no es más que otra pose suya, otra forma de divertirse y de provocar, que es lo que siempre hizo).

Un libro “increíble”, “divino” y “total” y sobre todo, divertido, como el personaje que lo protagoniza.

fabiografia

ESPASA, 260 págs. 17,90€

Publicado en: Literatura, Madrid, Música, Personajes Etiquetado con:

Redes Sociales

Mis libros

Descarga este libro gratis en PDF
Lo que cuentan sus ojos

Categorias

Archivos

Buscador

Autor y contacto

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE