Page 4

Fulvio Roiter

Fotógrafo neorrealista italiano.

Fulvio Roiter. Nápoles, 1956

Nápoles, 1956

Fulvio Roiter es un fotógrafo veneciano nacido en 1926. Hizo sus primeros trabajos con veinte años y, tras formar parte de diversos círculos artísticos, realizó un viaje a Sicilia en 1953, el primero de una larga serie, que marcaría su carrera como fotógrafo. A partir de aquí comenzó a ser reconocido internacionalmente y se convirtió en uno de los grandes fotógrafos italianos, recibiendo diversos premios.

Sus siguientes viajes son a Cerdeña (1955), Andalucía (1955-1956) y Brasil (1959), país al que regresará en múltiples ocasiones. Todo su trabajo está relacionado con los viajes que ha realizado, un largo periplo por todo el mundo. El objeto de sus fotos suele ser gente común haciendo sus tareas cotidianas.

Fulvio Roiter. Sicilia, 1953

Sicilia, 1953

Fulvio Roiter. Turquía, 1968

Turquía, 1968

 Fulvio Roiter. Túnez, 1973

Túnez, 1973

Hasta los años sesenta, Roiter representó un modelo, casi inimitable, de estilo y rigor formal. Se le ha comparado con el neorrealismo cinematográfico italiano, con el que tiene evidentes puntos en común. En los setenta, tras el éxito obtenido, abandonó el blanco y negro para dedicarse al color, modificando su estilo y el objeto de sus imágenes.

Fulvio Roiter. Andalucía, 1956

Andalucía, 1956

Vía: Comune di Verona

Publicado en: Fotografía e imagen Etiquetado con: , , ,

Meditación budista y neurociencia (2)

Siguen las investigaciones sobre la manera en que la meditación altera la mente.

El científico Zoran Josipovic de la Universidad de Nueva York lleva desde 2008 investigando sobre la influencia en la mente de la práctica de la meditación. Para ello conecta los cerebros de eminentes monjes budistas a un aparato de resonancia magnética y observa lo que sucede cuando comienzan a meditar, intentando comprender cómo se reorganizan sus cerebros durante el ejercicio. El escáner rastrea el flujo de sangre dentro del cerebro de los monjes y se hace eco de una especie de ritmo musical que se produce.

Josipovic trata de explicar por qué algunos meditadores logran un estado de ‘no-dualidad’ o ‘unidad’ con el mundo, una conciencia unificadora entre la persona y su entorno. En principio, los resultados apuntan a que el cerebro tiene capacidad para cambiar y optimizar sus funciones de alguna manera.

Según Josipovic, el cerebro parece estar organizado en dos redes: la red extrínseca y la intrínseca (o red por defecto). La parte extrínseca del cerebro se activa cuando las personas se centran en tareas externas, como practicar gimnasia o servir una taza de té. La red por defecto funciona cuando la gente reflexiona sobre asuntos que se refieren a sí mismos y sus emociones.

Pero las dos redes rara vez están completamente activas al mismo tiempo. Actúan como un columpio: cuando una sube, la otra baja. Esta configuración neuronal permite que los individuos se concentren más fácilmente en una tarea en un momento dado sin ser interrumpidos por distracciones como “soñar despierto”.

Lo que tratan de hacer los investigadores es, básicamente, un seguimiento de los cambios en dichas redes cuando la persona se mueve entre estos dos modos de atención. Josipovic ha descubierto que algunos monjes budistas y otros meditadores experimentados tienen la capacidad de mantener las dos redes neuronales activadas al mismo tiempo durante la meditación, y cree que esta capacidad de hacer funcionar al mismo tiempo tanto la red interna como externa en el cerebro puede dar lugar a que los monjes experimenten un sentimiento de armoniosa unidad con su entorno.

La red por defecto salió a la luz en 2001, cuando el Dr. Marcus Raichle, neurólogo de la Universidad de Washington, comenzó a escanear cerebros de personas que no estaban realizando tarea alguna. Los pacientes se aburrían enseguida y el Dr. Raichle notó que entraba en actividad una segunda red, que había pasado desapercibida.

Al principio, los científicos creían que la red por defecto en el cerebro era simplemente algo que estaba activo cuando una persona no tenía ninguna tarea en la que centrar su atención, pero luego descubrieron que esta sección del cerebro se activa cuando el sujeto piensa en sí mismo.

Raichle dice que hace mucho tiempo que los investigadores tratan de averiguar “cómo sabemos que somos lo que somos”. La red por defecto podría estar diciéndonos algo acerca de cómo esta forma de conciencia puede haber llegado a producirse.

meditacion y budismo

Foto: BBC

Vía: BBC

Publicado en: Ciencia Etiquetado con: , , , ,

El museo de Igor Savitsky

Alberga una importante colección de arte de vanguardia ruso salvada del régimen soviético.

Sergey Luppov (1883-1977): Mujer sentada con traje de baño negro. Acuarela sobre cartón.

Sergey Luppov (1883-1977): Mujer sentada con traje de baño negro. Acuarela sobre cartón.

El Museo de Arte del Estado de Karakalpakstan (Uzbekistán) o Museo Savitsky se encuentra en la ciudad de Nukus y alberga la segunda colección más importante de arte de vanguardia ruso después de la de San Petersburgo, así como un gran número de piezas de artesanía, arqueología y folklore de Asia Central. Esta institución, conocida también como el ‘Louvre de la estepa’ tiene una interesante historia.

El artista Igor Savitsky (1915, Kiev-1984, Moscú) llegó a Asia Central en 1950, formando parte de una expedición arqueológica, para excavar unas ruinas en el curso inferior del Amu-Daria, uno de los dos ríos que alimentan el Mar de Aral. Aquella región le entusiasmó y decidió quedarse. Se dedicó a coleccionar piezas como alfombras, vestidos típicos, monedas, artesanía o joyas y logró convencer a las autoridades de la necesidad de abrir un museo en Nukus dedicado a la cultura del país.

En la década de 1910 Rusia había producido numerosas obras de arte vanguardista.
Después de la revolución de 1917, los bolcheviques apoyaron inicialmente este arte que consideraban antiburgués, pero a principios de 1930, Stalin ordenó la propagación del realismo socialista como único estilo oficial. El vanguardismo cayó en desgracia e incluso algunas obras fueron destruidas y sus autores enviados a gulags o a psiquiátricos.

En los años 60 Savitsky se propuso recuperar este tipo de arte y comenzó a buscar lienzos perdidos en Uzbekistán y Rusia, donde los artistas prohibidos o sus familias tenían sus trabajos ocultos en sótanos o desvanes. Las obras que conseguía salvar las guardaba en el sótano del museo de Nukus.

Vera (Runa) Pshesetskaya (1879-c. 1945): Retrato de Sardan (1928). Óleo sobre lienzo.

Vera (Runa) Pshesetskaya (1879-c. 1945): Retrato de Sardan (1928). Óleo sobre lienzo.

Zinaida Kovalevskaya (1902-1979): En el khauz (estanque). Óleo sobre lienzo.

Zinaida Kovalevskaya (1902-1979): En el khauz (estanque). Óleo sobre lienzo.

Galiy Abdurakhmanova (1956-):  En la yurta (1979). Óleo sobre cartón.

Galiy Abdurakhmanova (1956-): En la yurta (1979). Óleo sobre cartón.

Beatrisa Sandomirskaya (1894-1971): Pescadora (1937). Talla de madera.

Beatrisa Sandomirskaya (1894-1971): Pescadora (1937). Talla de madera.

Gracias a Savitsky se conservaron obras de los apóstoles de la vanguardia como Malevich, Kandinsky o Marc Chagall, pero también de otros muchos desconocidos.

En 1966, Igor Savitsky fue nombrado oficialmente director del museo que él había creado. El Ministerio de Cultura decidió asignar una cantidad de dinero para sostener las colecciones, de forma que paradójicamente el gobierno soviético estaba subvencionando sin saberlo la conservación de obras que él mismo tenía prohibidas.

A principios de 1981, el régimen había abierto la mano con respecto a otros estilos distintos del oficial y parte de la colección fue exhibida en Moscú. Tras la perestroika y la independencia de Uzbekistán, el museo de Nukus se abrió a los extranjeros y hoy es una atracción turística más. Uno de los primeros dignatarios en visitarlo fue Al Gore en el año 1990, cuando se encontraba en el país visitando el desastre ecológico del Mar de Aral.

Igor Savitsky (1915-1984): Calle de la antigua Khiva. Óleo sobre cartón.

Igor Savitsky (1915-1984): Calle de la antigua Khiva. Óleo sobre cartón.

Igor Savitsky murió en Moscú en 1984 de cáncer de pulmón. El museo lleva hoy su nombre. En 2003, las colecciones se trasladaron a un amplio edificio de tres pisos construido por el gobierno uzbeko con ayuda internacional. Hoy cuenta con casi cien empleados. Quedan aún muchas obras que necesitan restauración.

Sitio web: Savitsky Collection.

Publicado en: Arte, Historia Etiquetado con: , , , , , ,

Kindra Nikole

Fotógrafa conceptual.

© Kindra Nikole

© Kindra Nikole

Kindra Nikole es una joven fotógrafa con sede en Seattle. La mayor parte de sus obras tienen como protagonista a una figura femenina situada en un escenario natural pero de aire fantástico: un bosque de hadas, un mar onírico o unas nubes de algodón. Todo su trabajo está muy elaborado de manera que el resultado final puede calificarse de conceptual y surrealista. Se ha dicho que sus fotografías invitan al silencio y la reflexión.

Cita a Brian Froud, Jim Henson, J.R.R. Tolkien, Hayao Miyazaki y en especial Kirsty Mitchell como influencias principales. También se aprecia en sus trabajos su afición a los videojuegos. Hay una cita de Edgar Allan Poe que suele tener presente: “Todo lo que vemos o parecemos no es más que un sueño dentro de un sueño.”

Serie Dreamscapes © Kindra Nikole

Serie Dreamscapes © Kindra Nikole

© Kindra Nikole

© Kindra Nikole

 Serie Dreamscapes © Kindra Nikole


Serie Dreamscapes © Kindra Nikole

En su web nos explica cómo prepara minuciosamente sus fotografías, eligiendo los escenarios, vistiendo y maquillando a sus personajes y cuidando la luz, el color y todos los detalles. Finalmente, hace uso intensivo del Photoshop. También ha grabado vídeos con el making-off de sus últimas fotos.

Sitios web: Kindra Nikole Photography + Flickr + Tumblr.

Publicado en: Fotografía e imagen Etiquetado con: ,

Síguenos en…

Entradas recientes

Mis libros

Descarga este libro gratis en PDF
Lo que cuentan sus ojos
Finalista I Premio
Río Manzanares de Novela

Buscador

Categorias

Archivos

Autor y contacto

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE