Page 4

Isabel Barceló: La muchacha de Catulo

Novela de amor fatal en la República de Roma.

isabel barceló muchacha catulo

Roma, a mediados del siglo I aC. Claudia solicita a Hortensia, vieja amiga de su familia, que le ayude a reconstruir la historia de su abuela Clodia y las tormentosas relaciones que tuvo con el poeta Cayo Valerio Catulo.

A partir de esta premisa, Isabel Barceló construye una narración muy fluida en la que se alternan escenas narradas por Hortensia y epístolas que intercambian los distintos personajes (la mayoría de ellos, personajes históricos). Catulo se expresa también mediante sus poemas, en versión de la autora de la novela.

Clodia es una joven y bella viuda que ha mantenido una breve relación con Catulo, pero una sola noche de amor ha sido suficiente para que el poeta haya quedado fascinado por la mujer, hasta el punto de que el posterior rechazo de ella le provoca un deseo de venganza que finalmente lo encaminará hacia su propia destrucción.

El Catulo que se nos presenta en esta obra (que, lógicamente, no tiene por qué parecerse al real) padece una obsesión neurótica, un afán enfermizo de posesión del ser amado, que deviene una mezcla de amor y odio.

Los poemas de Catulo dirigidos a Clodia (a la que llama Lesbia) reflejan ese amor-odio. Las iniciales alabanzas, Tú, más valiosa que el oro, se transforman en insultos, en una campaña de desprestigio hacia la mujer, a la que maltrata en sus versos comparándola con una prostituta y convirtiéndola en la “comidilla de todos los banquetes”. Es ésta una dimensión muy interesante de la novela: el poder de la pluma para ensuciar la imagen pública de alguien, hoy hablaríamos de su “marca personal”.

Por su parte, Clodia, mujer independiente y adelantada a su época, intenta ser libre para elegir a quien amar: A Catulo … le fue imposible asumir la verdad: que a despecho de sus deseos, sus poemas y sus falsos permisos, puedo amar a quien quiera. Por lo que respecta a la situación de la mujer en general, no es difícil establecer paralelismos entre aquella sociedad y la nuestra.

Igual que la primera novela de Isabel Barceló, Dido, reina de Cartago, La muchacha de Catulo está narrada desde un punto de vista femenino. En el enfrentamiento entre los dos principales protagonistas, Catulo se muestra como un ser inmaduro, antojadizo y débil, frente a la fortaleza de Clodia, de la cual sabemos, gracias a los conocimientos que de ella tiene la narradora Hortensia, que en el fondo también se encuentra sumida en dudas y vacilaciones.

Como telón de fondo de la narración, las intrigas típicas de la alta sociedad de la época, donde no distinguir perfectamente entre amigos y enemigos podía costarle a uno muy caro. De hecho, pocos años después en Roma estallaría la guerra civil.

Una novela corta, que se lee de un tirón, escrita con ese estilo sencillo pero muy bien cuidado que caracteriza a Isabel Barceló.

Publicado en: Libros Etiquetado con: ,

Ágora para la ciencia

Ciclo de conferencias científicas en la Residencia de Estudiantes.

La Residencia de Estudiantes del CSIC presenta un ciclo de conferencias dedicadas a la ciencia, con el siguiente programa:

7 de octubre de 2013

El ADN, la rica miel de los naturalistas

Ana Crespo de las Casas
Catedrática de Botánica de la UCM

Presenta María Vallet Regí
Catedrática de Química Inorgánica de la UCM

9 de octubre de 2013

Niels Bohr y la revolución cuántica con motivo de la presentación del libro Creadores científicos. La física en la Residencia de Estudiantes (1910-1936)

José Manuel Sánchez Ron
Catedrático de Historia de la Ciencia de la UAM y académico de la Lengua

Presenta Miguel Ángel Alario
Catedrático de Química Inorgánica de la UCM

28 de octubre de 2013

La Antártida: Territorio para la ciencia y la cooperación

Jerónimo López Martínez
Presidente del Comité Científico Internacional
para la Investigación en la Antártida (SCAR) y Profesor de la UAM

Presenta Leopoldo García Sancho
Catedrático de Botánica de la UCM

4 de noviembre de 2013

El poder de los cristales

Juan Manuel García Ruiz
Instituto andaluz de Ciencias de la Tierra, CSIC

Presenta Francisco Guinea
Instituto de Ciencia de Materiales, CSIC

25 de noviembre de 2013

Átomos y moléculas artificiales: ¿soportes físicos para la información cuántica?

Gloria Platero
Instituto de Ciencia de Materiales, CSIC

Presenta Juan Rojo
Catedrático de Física de Materiales de la UCM

Ágora para la ciencia
Lugar: Residencia de Estudiantes
Dirección: C/ Pinar, 21
Localidad: Madrid
Todas las conferencias a las 19:30 h.
Entrada libre. Aforo limitado.

agora ciencia

Publicado en: Ciencia Etiquetado con:

El agua según Burtynsky

Fotógrafo canadiense.

burtynsky

Oil Spill #7, Ground Zero, Gulf of Mexico, 2010

El fotógrafo canadiense Edward Burtynsky (St. Catharines, Ontario, 1955) continúa exponiendo sus paisajes de gran formato, ahora dedicados al agua: ecosistemas deteriorados, infraestructuras hidráulicas, agricultura, acuicultura, paisajes del agua y vías de navegación son los temas a que dedica sus fotografías.

burtynsky

Dryland Farming #24. Monegros, Aragon, Spain, 2010

burtynsky

Xiaolangdi Dam #1. Iceland, 2012

Las galerías neoyorquinas Bryce Wolkowitz y Howard Greenberg exponen su obra estos días.

Watermark es un documental sobre el mismo tema realizado en colaboración con Jennifer Baichwal. Aquí, un trailer:

Website: Edward Burtynsky

Publicado en: Fotografía e imagen Etiquetado con: , , ,

Descubren un nuevo fragmento del Muro de Trajano

Se extiende 60 km por territorio de Rumanía.

muro trajano

Fotografía desclasificada en la que se aprecia el tramo de muralla descubierto. Los pequeños cuadrados eran los recintos fortificados, que se alzaban cada kilómetro.

Arqueólogos de las universidades de Glasgow y Exeter han identificado un largo muro que recorre 60 kilómetros desde el Danubio hasta el Mar Negro, en Rumanía. Se trata de un tramo del llamado Muro de Trajano, en el territorio que constituía la frontera oriental del Imperio Romano.

Sus dimensiones eran de 8,5 m de anchura y unos 3,5 m de altura y a lo largo de su recorrido incorporaba al menos 32 fuertes y 31 fortines más pequeños.

Lo curioso es que ha sido descubierto investigando sobre unas fotografías realizadas hace años con propósitos de espionaje y que recientemente han sido desclasificadas.

Se conocen en Rumanía tres muros erigidos en diferentes épocas, el más antiguo a mediados del siglo II. El emperador de origen español Trajano murió en el año 117, por lo que, a pesar de llevar su nombre, no lo construyó él. Los otros dos muros son posteriores, se cree que de época bizantina. Existen además otros tramos en Ucrania y Moldavia. A pesar de que estas construcciones no han sido fechadas con precisión es probable que sus cimientos se encuentren sobre murallas romanas. En el norte de Inglaterra existe una obra similar bien conocida: el Muro de Adriano.

muro trajano rumanía

Una variedad de tramos de murallas recorren Rumanía. Foto: Wikipedia.

Durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial los servicios de inteligencia de ambos bandos tomaron millones de fotos aéreas. Los Estados Unidos hicieron lo mismo en la época de la Guerra Fría, de forma que hoy se dispone de un ingente número de imágenes desclasificadas pendientes de ser analizadas.

Vía: Daily Mail

Publicado en: Arqueología, Ciencia y técnica Etiquetado con: ,

Nuestra Señora de la Sangre

Una novela social policiaca de Ricardo Vigueras.

nuestra señora de la sangre

Nuestra Señora de la Sangre
Instituto Chihuahuense de Cultura, 2013
Ricardo Vigueras (Murcia, 1968) es Doctor en Filología Clásica y profesor investigador en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, México.

El teniente Lucas Bauer, conocido como El Ratón, es un policía de la Delegación Liminar de Noche de Nuestra Señora, capital de la República de Puntaloba de las Américas, un estado caribeño muy cercano a México en todos los sentidos.

Noche de Nuestra Señora… una ciudad donde las autoridades tuvieron que prohibir los velatorios para evitar que los bandoleros robaran ataúdes dejando a los cadáveres aquí y allá en medio de la vía pública. Muchas cosas peculiares suceden en esta capital y de algunas tenemos noticia gracias a las andanzas del Ratón, que, unas veces en el cumplimiento de su deber y otras a su aire, deambula por los diferentes ambientes de la ciudad, desde las fiestas de la alta sociedad hasta los barrios bajos más sórdidos o los prostíbulos de los que el rijoso policía es cliente habitual. Un territorio donde “ni los muertos hacen lo que se espera de ellos”, como dice Adán Nebreida, alias Caballo Ciego, oficial superior de Bauer.

Puntaloba es un país literario, como los célebres territorios míticos de Macondo, Región o Yoknapatawpha, que va creándose al tiempo que avanza la narración, de forma que vamos conociendo su geografía, su arquitectura y sus calles. Penetra por los sentidos y el lector puede experimentar el calor húmedo de su clima caribeño o percibir los diversos olores que se desprenden de las páginas.

El poco escrupuloso teniente Bauer se enfrenta a tres casos de los que son protagonistas otras tantas mujeres: una joven que llega a Puntaloba a buscar a su padre, un inmigrante al que nunca ha visto; una cantinera muerta a tiros que antes de irse al otro mundo recuerda su vida y en particular sus últimas horas; y la hija quinceañera de un ricachón desaparecida tras celebrar su fiesta de “puesta de largo”.

Nuestra Señora de la Sangre no es únicamente una novela negra, aunque en ella haya crímenes; tampoco es solo una obra de intriga, aunque intriga no falte; ante todo es una novela social, por la que deambulan personajes de toda clase y condición. Protagoniza también las narraciones el pueblo de Puntaloba, representado por un elenco de secundarios pertenecientes a los distintos estratos sociales: señoritos ricos, que a pesar de su elevada posición, no pueden vivir seguros en una sociedad caracterizada por su violencia cotidiana; agentes de la ley que nadan entre dos aguas, tratando de servir a quienes les pagan, pero sin incomodar demasiado a delincuentes que podrían acabar con ellos sin pestañear; chusma que se hacina en los barrios bajos y se busca la vida como puede; y destacando entre todos, mujeres que intentan sobrevivir en un mundo profundamente machista.

Mención especial merece esa banda de impresentables policías que actúan a las órdenes de Bauer y en particular la hilarante escena en que relatan al capitán Caballo Ciego un tiroteo que ha tenido lugar en plena calle y las inverosímiles explicaciones de cómo la situación ha degenerado en una reyerta con los vecinos (confieso que me partí de risa leyéndola). Esta y la magnífica última escena en la fiesta de la quinceañera son a mi gusto las mejores de la novela.

Aunque hemos dicho que Nuestra Señora de la Sangre participa tanto del género negro como de la novela social, hay que añadir que tiene también algún punto de contacto con el realismo mágico en las historias de la cantinera muerta y de la quinceañera desaparecida.

Ricardo Vigueras escribe con un lenguaje brillante y versátil, no exento de términos del argot popular cuando el texto lo requiere, con descripciones precisas que no alteran el ritmo de la narración e impecables diálogos.

Una novela recomendable para quienes gusten de literatura bien hecha y, en especial, para los seguidores de los diversos géneros en que la obra se encuadra.

Publicado en: Libros Etiquetado con: ,

Redes Sociales

Libros

Descarga este libro gratis en PDF
Lo que cuentan sus ojos

Categorias

Archivos

Buscador

Autor y contacto

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE