Futuro Pasado > Opinión > CiberCampaña: ¿65 horas? ¡Ni de coña!

CiberCampaña: ¿65 horas? ¡Ni de coña!

CiberCampaña: ¿65 horas? ¡Ni de coña!

La propuesta de la comisión europea de aumentar la jornada semanal a 65 horas representa una lamentable involución y un atentado contra los derechos de los trabajadores.

Han sido muchos años de lucha, muchas generaciones de movilizaciones las que han hecho de Europa un lugar donde el concepto “derechos sociales” significa algo concreto. Si algo debe ser Europa es un espacio social donde los derechos de los ciudadanos deben respetarse y la propuesta de la comisión nos devuelve al siglo XIX, a las jornadas de sol a sol y a los sueldos de miseria.

La infame propuesta de la comisión, para ser efectiva, debe ser ahora aprobada por el parlamento europeo, e Internet debe convertirse en la vanguardia de la oposición a la misma.

Demostremos a nuestros eurodiputados que si aprueban las 65 horas tendrán un problema, que los ciudadanos europeos estamos en contra de esta barbaridad.

¿Como hacerlo?

1.- Coloca el banner en tu web o blog
2.- Haz un post sobre el tema
3.- Envíalo por mail a todos tus amigos
4.- Hazle saber a los eurodiputados de tu país que NO LES VOTARÁS si aprueban la medida con su voto. Aquí tienes el listado de mails de los eurodiputados
5.- Traduce la campaña a tu idioma y extiéndela en tu país.

También puedes participar a través de TUENTI y de FACEBOOK. Únete.

(Texto de César Calderón en NetoRatón)

5 Comentarios en “CiberCampaña: ¿65 horas? ¡Ni de coña!
  1. Estoy pensando que deberíamos hacer una campaña a favor de las 30 horas semanales

  2. josep m. fernández dice:

    20 ó 30 semanales estaría bien, aunque siguen siendo muchas.

  3. peggy dice:

    Joe una que es funcionaria …..de 8 a tres …hare un post, te linko 🙂

  4. daviti dice:

    ¿Y qué pasa si una persona quiere hacer 65 horas? Que cada cual escoja la jornada que mejor se adapta a sus necesidades …

  5. La respuesta a tu pregunta es elemental: si hay personas que trabajan 65 horas, las empresas las elegirán a ellas antes y quienes no quieran trabajar como esclavos, porque prefieren tener tiempo para vivir la vida, acabarán viéndose obligados a hacer también las 65 horas. Esto es lo que llaman «libre» mercado.