Futuro Pasado > Culturas del mundo > Asia y Oriente > China > Julia Lovell: La Gran Muralla

Julia Lovell: La Gran Muralla

China contra el mundo. La muralla como símbolo.

Julia Lovell. The Great Wall
Julia Lovell: La Gran Muralla (Editorial Debate, 2007, 436 págs)

Con estilo irónico y ameno, Julia Lovell desmonta en este libro numerosos tópicos sobre el monumento más emblemático de China: no existe una única muralla, sino numerosos tramos erigidos en diferentes épocas. La que hoy visitan los turistas es de época Ming y no la que construyó el primer emperador. No tuvo únicamente carácter defensivo sino ofensivo, ya que según se expandía el imperio iban edificándose nuevas murallas más alejadas para marcar los nuevos territorios conquistados. Por último, uno de los tópicos más repetidos: no es cierto que se vea desde la luna.

Desde el punto de vista práctico, Lovell considera la Gran Muralla como un gran fracaso, ya que nunca consiguió su teórico propósito de impedir que los bárbaros invadieran China; lo hicieron numerosas veces a lo largo de los siglos.

Una muralla no es suficiente para sostener un imperio si fallan otras cosas: corrupción del sistema burocrático, ineptitud de los gobernantes, etc. Más aún si está construida por esclavos y delincuentes y vigilada por desterrados, que abandonan su puesto a la primera señal de peligro.

El punto fuerte del libro es la consideración de la Gran Muralla como un símbolo, un elemento psicológico característico del pueblo chino, que señala la frontera entre la civilización y la barbarie y que, sin embargo, no fue identificado como tal hasta la llegada de los viajeros occidentales. No obstante, ese símbolo será objeto de uso y manipulación política, primero por los nacionalistas y más tarde por Mao Zedong especialmente. “Probablemente, en China nunca dejará de haber grandes murallas”, concluye Lovell.

Pero la “mentalidad granmurallista”, como es denominada por la autora, no permanece hoy viva sólo en China, sino en otros lugares: los muros de Berlín, Palestina, Sahara Occidental y el proyectado en la frontera USA-México dan testimonio de ello. Así como el llamado Great Firewall con el que el gobierno chino pretende controlar internet, de forma tan ineficaz como sus antepasados trataron de detener a los bárbaros.

Etiquetado con: , , ,
4 Comentarios en “Julia Lovell: La Gran Muralla
  1. Chocoadicta dice:

    Parece un libro muy interesante y entretenido.
    Quizás la idea de que la muralla fracasó, por no conseguir que detuviera a «los otros», debería aprenderla algún que otro gobierno actual empeñado en levantar enormes tabiques por doquier para poner freno a lo que sea y a quien sea.

  2. También cada uno de nosotros suele levantar sus propias murallas. Mucho me temo que esa «actividad constructiva» vaya unida a la condición humana. Saludos cordiales.

  3. giancarlo dice:

    me parece que es una explicacion muy interesante de la historia del gigante asiatico, por otro la utiliza la figura de la muralla para explicar la idiocincracia del pueblo chino incluso lo conflictiva que es desde su aparición en el planeta. Algo que también podemos deducir y tratar de entender porque fue necesaria una mano dura como el comunismo para que este país sea el gigante de hoy. con tantas traiciones, levantamiento s, asesinatos en su historia es algo entendible esta mano dura. Y bueno aparte de todo lo dicho conocer la historia de este país-continente.

  4. luis dice:

    Efectívamente, la muralla china no existe, por eso se ve desde la Luna… En el mundo lo único que se ve es la estatua de la libertad, la estatua, no la libertad… Y el único periodo interesante es aquel en que existían los coolies, llevando a los ingleses.
    Interesante:
    http://www.1434.tv sobre el Renacimiento y otras cosas que no se ven.