Futuro Pasado > Arte > Entrevista con Avelina Lésper

Entrevista con Avelina Lésper

Hablando de arte contemporáneo.

Cuando se trata de hablar de arte contemporáneo, la crítica mexicana Avelina Lésper es una de las personas que dice las cosas más claritas. Siempre es un placer escuchar sus opiniones.

El blog The world is yours nos ofrece una entrevista con Avelina Lésper (1) realizada por un grupo de estudiantes de Ciencias de la Comunicación de la UNAM, dirigidos por Erik Hernández.

“Hay dos tipos de arte contemporáneo, el arte contemporáneo que yo llamo anti-falso y que Duchamp llamó anti-arte cuando hizo su urinario, su misión era destruir al arte y el arte verdadero, el arte que siempre ha trascendido y que está fundamentado con la calidad, siempre ha buscado emocionar al espectador, siempre ha buscado trascender y quedar en tu memoria.”

Avelina da un buen repaso a curadores, críticos vendidos, falsos artistas y demás fauna del arte actual. Los artistas son como prostitutas y los curadores hacen el papel de chulos. Ante determinadas “obras” contemporáneas, la única actitud posible es reír de su ridiculez.

La entrevista, además del texto, incluye unos vídeos.

(1) http://herikh.blogspot.com/2009/06/avelina-lesper.html

Vía: Blog del Hartismo

Parecido: La imposición autoritaria del arte contemporáneo

Etiquetado con: ,
4 Comentarios en “Entrevista con Avelina Lésper
  1. anarkasis dice:

    tan bien escribía…, como decía mi madre.
    me han salido agujetas en el dedo dándole al roler del ratón
    ¡Que poco le cuesta escribir y cuanto tiempo libre tiene!
    y tan guapa, hasta el nombre tiene bonito.
    Esta es grano, y no paja ¿me la presentas Brujo?

  2. Desgraciadamente no la conozco. Pero si la conociera no te la presentaría.

    Además… ¿Te volviste lesbiana o qué? :-)))

  3. Rubén dice:

    Está muy bien lo de estudiar, ocurre que para hablar sobre arte contemporáneo conviene estudiar también un poco de arte contemporáneo. Por otra parte, ¿dónde está ese público tan solemne? Yo más bien veo en los museos a gente que dice cosas como «esto lo hago yo», esto es un timo», o directamente: «si quieren que nos emocionemos como con Rembrandt pues que pinten como Rembrandt», argumento elaboradísimo que nadie mínimamente «estudiado» emplearía. Perdón, casi nadie. Por otra parte, me gustaría saber qué condición especialísima posee quien, dedicándose a la crítica, se permite decir sobre los críticos que «a la gente no le gusta quedar mal, todo mundo cree que vivimos en un club de amigos y que tenemos que quedar bien y tenemos que hablar bien». ¿Hay que entender que ese «todo el mundo» no la incluye a ella? También me gustaría saber cómo se hace compatible esta defensa de la autonomía del artista (que parece que tiene que crear sin la influencia de intermediarios) con frases como «El crítico de alguna manera es un visionario, la crítica no nada más está basada en lo que estás viendo en ese momento y el pasado que tuvo ese objeto o esa manifestación artística. La crítica te tiene que decir hacia dónde va a derivar» ¿Hay que entender que sólo el tipo de crítica que ella hace es la visionaria? Insisto: ¿qué es lo que le lleva a considerarse una excepción de tal calibre? No sé, veo un poco desnortada a esta chica. Ahora, si la cosa va de opinar sobre si está buena (como parece por los comentarios al post), pues vale: no está mal.