Futuro Pasado > Arte > Harte contemporáneo nº 2

Harte contemporáneo nº 2

El segundo número de la revista del Hartismo disponible para su descarga

revista Harte contemporáneo

El movimiento hartista prosigue su lucha contra la estulticia contemporánea. Este nº 2 de la revista nos ofrece textos de Avelina Lésper (México), Artur Vives, Guillermo Martí Ceballos, Pilar Freire (España) y Daniel Pérez (Argentina), entre otros. Además, un especial sobre los 10 años de Stuckism International, un artículo sobre el hartista Mariano Casas y la sección de humor.

Del editorial:

El freakshow ha sustituído al arte, la eterna vuelta de tuerca en la estupidez humana, la transgresión subvencionada, el escándalo avalado por una clase política conservadora e inmovilista han suplantado al arte de verdad. Las academias, las administraciones culturales, los museos, bienales, han picado también el anzuelo, unos porque forman parte de los beneficiarios de la caseta de feria, y otros porque por pasividad o miedo se convierten en tontos útiles, el caso es que se ha convertido este nuevo “arte” autoproclamado contemporáneo, en el más excluyente y tiranizador arte oficial de todos los tiempos.

Un arte en el que, ya sin rubor, el objetivo es, directa y básicamente, vender mierda a precio de oro, y en países más contemporáneos que ninguno, como el nuestro (y olé) hacerlo encima con dinero público.”

Descarga (gratuita): Harte contemporáneo nº 2 (PDF 1,76 M)

También sigue disponible Harte contemporáneo nº 1

Etiquetado con:
12 Comentarios en “Harte contemporáneo nº 2
  1. anxova dice:

    Hola, Carlos, gracias por la reseña, pero te agradecería que cambiases la expresión «Anxova y sus colaboradores…», porque me metes en un lío, no quiero protagonismo inmerecido, y menos a costa de quienes han escrito los artículos, no para mí sino para la revista. Por otra parte la revista es Mariano quien la monta, yo sólo añadí alguna cosica antes de subirla a Internet.

    Te adelanto mi agradecimiento por cambiar lo antes posible esa frase. No quiero ni pensar que un periodista buscando información «se inspire» literalmente en tu artículo -muy bueno por cierto- y consagre a «Anxova y sus mariachis» ;). Ya digo: GRACIAS POR CAMBIARLO tan rápido, capici?

  2. peggy dice:

    Yo es que lo leo …pero como que no me entran en el intelecto tales argumentos ….

  3. Pues yo creo que no tiene que ver con el intelecto. Consiste en ponerse ante un Velázquez y una bolsa de basura y decidir qué es lo que te gusta.

  4. anarkasis dice:

    ya ya, pero tiene razón peggy, si usamos a virgenstain pa explicar a velasquez, er mismo sale corriendo delcuadro y nos da dos hostias, e= que modigligli salió corriendo de2 americanos essstrafalarios tal y como cita en la colaboración Axova, que me lo he leido entero, eh??,
    ¡menudo nivel está cogiendo el Anxova!

  5. anxova dice:

    Anarkasis, yo no escribí el artículo sobre Modigliani. Es de Mariano, y se refiere a una película. No entiendo a qué se refiere Peggy ni a qué te refieres tú, lo siento.

  6. Rubén dice:

    «Pues yo creo que no tiene que ver con el intelecto. Consiste en ponerse ante un Velázquez y una bolsa de basura y decidir qué es lo que te gusta»

    Si nos ponemos ante un velázquez y un ejemplar de «Lolita» es comprensible que pensemos que lo que nos gusta es el velázquez. Hasta que nos explican que «Lolita» es un libro que hay que abrir y leer: sería entonces cuando nuestra elección tendría sentido. Pero la cosa no acaba ahí: alguien debería decirnos además que el velázquez, además de una imagen, es también un «texto» que hay que «abrir y leer.» Ya sé, es mucho trabajo. Mejor dejar estas paparruchas y seguir yendo a lo fácil.

  7. A mí me parece que lo fácil es precisamente ponerse delante de un objeto (sea un Velázquez o un objeto cualquiera) y analizarlo y dar explicaciones, «leerlo». Cualquiera que tenga un verbo fácil -como suele suceder con los críticos- lo hace y, de hecho, es lo que están haciendo hoy. Dar argumentos racionales sobre un objeto cualquiera no lo convierte en arte.

  8. Rubén dice:

    Sí, querido, va a ser que leer el arte, analizarlo y dar explicaciones sobre él es fácil. Claro, «como no tiene que ver con el intelecto…» Vergüenza no te falta, desde luego.

    En mi opinión Nikolaus Harnoncourt dio en el clavo cuando escribió que «una reflexión honesta, sin cosideraciones, sobre nuestra situación espiritual no puede ser sólo bella; se entromete en nuestra vida, es decir, molesta. Así, se ha dado el caso paradójico de que la gente se ha apartado del arte del presente porque molestaba, porque quizá tenía que molestar. No se quería una reflexión, sólo belleza y dispersión de la cotidianidad gris. De esta manera el arte, en particular la música, se ha convertido en mero ornamento y la gente se ha entregado al arte histórico, a la música antigua: ahí se encuentra la belleza y la armonía que uno busca. […] Una música así, «bella» sin más, no ha existido nunca.»

    Saludos.

  9. Repito: se puede reflexionar sobre cualquier cosa y eso no lo convierte en una obra de arte. Todas las escuelas de meditación enseñan a meditar sobre objetos, como una piedra o un árbol o cualquier otra cosa.

    Por cierto, expresiones como «vergüenza no te falta» están de más.

  10. Rubén dice:

    No sé por qué esa expresión está de más, a mí me parece muy apropiada; en cualquier caso éste es tu blog: mis disculpas. Me gustaría que nos dieses tu opinión sobre lo que dice Harnoncourt.