Futuro Pasado > Culturas del mundo > Africa > El castillo de Sao Jorge o Saint George, en Elmina

El castillo de Sao Jorge o Saint George, en Elmina

Los castillos de los esclavos de la Costa de Oro (1/3).

elmina san jorge
Castillo de Saint George. Foto: jrwebbe.

Este es el primero de una miniserie de tres capítulos que vamos a dedicar a tres castillos que los europeos construyeron en la llamada Costa de Oro (Ghana) y que durante varios siglos sirvieron para el comercio de diversas mercancías, así como de esclavos.

Los primeros europeos en llegar al país hoy llamado Ghana fueron los portugueses, en 1471. Le dieron el nombre de Costa de Oro por la abundancia de este metal.

En 1482 construyeron el Castillo de Sao Jorge -más conocido por su nombre inglés de St. George-, en Elmina, que fue el primer asentamiento europeo en el Africa subsahariana. El rey Juan II de Portugal había decidido construir una fortaleza en la costa con el fin de garantizar la protección del comercio. Envió diez carabelas y dos barcos de transporte con todos los materiales necesarios para edificarla, entre los que había algunos que hoy llamaríamos prefabricados. Esto permitió realizar la construcción en un tiempo record. Se sabe que Cristóbal Colón formó parte de una de las expediciones portuguesas a la Costa de Oro.

elmina san jorge
Foto: Dave Ley, Wikipedia.

elmina san jorge
Patio. Foto: Stig Nygaard, Wikipedia.

La construcción del castillo no estuvo exenta de problemas con los nativos. Hubo que demoler las viviendas de algunos de ellos, que dieron su consentimiento sólo después de haber sido indemnizados. El incidente más grave se produjo cuando los portugueses pretendieron emplear rocas de una cantera cercana que los nativos creían la morada de uno de sus dioses. Como consecuencia se produjo un enfrentamiento armado con varios muertos, incluidos algunos portugueses, los cuales resolvieron el conflicto de forma expeditiva mediante la quema del poblado indígena.

Una vez terminado el castillo, que es el edificio europeo más antiguo al sur del Sahara, Elmina se convirtió en una ciudad propiamente dicha. Sao Jorge da Mina cobró importancia tanto militar como económica. Pronto acudieron ingleses, holandeses, suecos y de otros países a comerciar con oro, piedras, espejos, ron y armas. Estos comerciantes europeos construyeron varias fortalezas a lo largo de la costa. En el apogeo del comercio de oro en el siglo XVI, de la Costa de Oro se exportaban 24.000 onzas al año, una décima parte de la oferta mundial del metal precioso.

elmina san jorge
Puerta de los calabozos para esclavos masculinos. Foto: ghana-pedia.org.

elmina san jorge
Los esclavos se hacinaban en calabozos como éste. La comida, la luz y el aire entraban por los tres ventanucos. Foto: Adam Cohn.

En el siglo XVII, la mayor parte del comercio en África Occidental se concentró en la venta de esclavos. Sao Jorge da Mina desempeñó un papel significativo en la infame trata. El castillo sirvió de almacén para los esclavos que eran comprados a los jefes africanos o capturados en el interior del continente por cazadores de esclavos y vendidos a los portugueses a cambio de tejidos y caballos.

Los esclavos eran mantenidos en lóbregos calabozos antes de salir uno a uno a través de la llamada “puerta sin retorno”, para ser transportados y revendidos en el recién colonizado Brasil y otras colonias portuguesas.

En este lugar se rodó la película Cobra verde, dirigida por Werner Herzog y protagonizada por Klaus Kinski, que encarna a un traficante de esclavos.

Próximo capítulo: El fuerte de Sao Jago, en Elmina.

Etiquetado con: ,