Futuro Pasado > Culturas del mundo > Asia y Oriente > Escritoras turcas y sexualidad

Escritoras turcas y sexualidad

Sobre un artículo de la escritora Elif Shafak.

La Odalisca de Ingres
La Odalisca, de Ingres.

Hace unos meses hablamos aquí de las escritoras iraníes y las tácticas que emplean para burlar la censura. He dado casualmente con este artículo en Words Without Borders, que habla de la situación en Turquía. Es de la escritora turca Elif Shafak, y si entienden el inglés les aconsejo que se lean el artículo entero, que es largo pero muy interesante. Yo les resumo seguidamente los párrafos que tratan sobre la forma en que las escritoras turcas abordan el erotismo y la sexualidad en sus obras.

El género es de hecho una profunda grieta en la sociedad turca, pero también lo es la edad. Aunque la sociedad es joven, la moral establecida venera a los mayores y reserva a los ancianos la sabiduría y la autoridad. Consecuentemente, al desarrollar estrategias para tratar de la sexualidad, las escritoras turcas, igual que las escritoras del Oriente Medio en general, se han adaptado a las normas sociales existentes sobre el género y la edad. Han surgido tres tácticas principales:

Primera, la mujer escritora se reprime sistemáticamente de escribir sobre sexualidad hasta que es «vieja». Solamente cuando es mayor y está «a salvo», comienza a escribir sin reservas sobre estas materias. Así, tenemos numerosos ejemplos de escritoras que esperan hasta tener sesenta años y entonces publican libros como nunca los habían escrito antes, casi pornográficos.

En segundo lugar, la escritora escribe sobre sexualidad, pero al mismo tiempo se desexualiza a sí misma. Cuanto más directa sea su escritura, más reservada y «respetable» procura ser la autora. La escritora se desfeminiza y se desexualiza. La franqueza del texto se contrapesa con la «castidad» de la autora. Este modelo particular de desfeminizar a las mujeres también cabe perfectamente en el patrón de «mujer camarada», que los reformistas del kemalismo han promocionado sistemáticamente en Turquía.

Tercero, la escritora trata de acelerar el paso del tiempo porque en una sociedad patriarcal es más fácil ser respetada como mujer mayor que como mujer joven. Así, nos encontramos con mujeres de treinta años que actúan como si tuvieran sesenta. En Oriente Medio las mujeres envejecen rápidamente, saltando de la categoría de vírgenes a la de viejas como si no hubiera nada entre medias. Cuanto más rápido es el salto, mayor es la estima y autoridad que una mujer escritora gana a los ojos de la sociedad.

La autora del artículo decidió no elegir ninguna de las tres y se mantiene tan guapa como ven en la foto 🙂

Elif Shafak

Elif Shafak nació en 1971 en Estrasburgo, vivió hasta su adolescencia en España y actualmente reside en Arizona. Me temo que ninguna de sus obras está traducida al español.

En Words Without Borders tienen un texto de ficción (en inglés) de Elif Shafak: Nausea.

Etiquetado con: , ,
7 Comentarios en “Escritoras turcas y sexualidad
  1. noemi dice:

    MUY interesante. Aun en la sociedad occidental, no te creas, es «raro» para una mujer escribir sexuadamente. Yo tengo muchos textos eróticos que no me atrevo a publicar. (Me refiero a la web, claro, no están tan buenos como para libro).

    Un abrazo al brujo y a su brujito 🙂

  2. En España hubo una época en que surgieron varias mujeres haciendo ese tipo de novelas, como Almudena Grandes o Mercedes Abad. Luego la cosa se normalizó y ahora se limitan a meter escenas eróticas en las novelas de cualquier temática, a veces como por obligación.

    Respecto a tus textos eróticos… estoy seguro de que tus fans estan tan deseosos de leerlos como yo.

    Un abrazo, también del brujito

  3. Peré Juliá dice:

    “Merhaba” Carlos, muy bueno el artículo acerca de Elif ?afak, si señor, ya en su día dediqué uno de mis artículos a los derechos de las mujeres en la Turquía actual (no en vano mi mujer es turca y lo consideró una obligación el reivindicarlos) y hay ciertos aspectos que desafortunadamente me recuerdan a nuestra sociedad española, ya que todavía hay ciertos puntos que deberían ser reformados de manera más profunda.
    Quizás te interese saber, asimismo, que Elif ?afak también participó recientemente en una conferencia realizada en Estambul acerca de la cuestión armenia en la que asistieron historiadores y profesores armenios, turcos así como de diversas nacionalices para analizar si se llevo a cabo tal genocidio o no en los límites del Imperio Otomano durante los primeros compases del pasado siglo. Aquí te dejo una carta de Elif al respecto publicada en el Washington Post y traducida al castellano en esta página sobre el genocidio armenio: http://www.ian.cc/notas/nota_novedad.php?id=89

    Además, como curiosidad literaria, cinco escritores turcos, P?nar Kür, Murathan Mungan, Celil Oler, Faruk Ulay y la mencionada Elif ?afak participaron en un célebre experimento: compartieron el borrador de una novela, escribiendo con total libertad y el resultado se publicó con el título de “Be?pe?e”: (un juego de palabras en turco, “Be?”=Cinco; “Pe?pe?e”= uno tras otro, consecutivamente)

    Bueno, Don Carlos, un saludo cordial, siempre te leo desde Estambul 😉

  4. Gracias por tu interesantísima aportación Peré Juliá. También desde aquí se siguen tus Crónicas Otomanas.

  5. Nicho dice:

    Aparte el anacronismo y, en el fondo, la ridiculez de la situación (aunque la censura, si no te matan antes, se puede sortear casi siempre), eso de las «viejecitas» precoces y procaces tiene su aquél.
    Entre las estrategias anticensura, esa de «acelerar el paso del tiempo» me parece la más literaria. Esa idea de que las mujeres son capaces de todo. Seguro que mientras están practicando el sexo lentifican el paso del tiempo, lo extienden y amplían hasta sus últimos límites. Luego lo acortan para contarlo. Y después, me supongo, podrán volver a alargarlo, a densificarlo. Etcétera.
    Muy bueno el post y gracias.

  6. juan marcelo aliaga mendoza dice:

    me parece que la mujer es como tiene que ser tiena a inicios de la vida loca cuando joven ardiente cuando madura y comunicativa de sus secretos cuando mayor.
    hay las mujeres quien las entenderia seria mujer

  7. Juan Marcelo, creo que las mujeres (eso de «la mujer» no entiendo qué significa) estamos cansadas de que nos digan cómo tenemos que ser. Y si lo piensas bien, seguro que los hombres estáis igual de hartos de los patrones y modelos marcados por nuestra sociedad.
    Yo, al menos, tengo suficiente trabajo con averiguar quién soy y lo que deseo ser, después de quedarme exhausta por el esfuerzo de deshacerme de lo que tenía que ser.
    Os dejo la dirección del blog de mi novela: comolaseda.blogspot.com
    Quizás eso es lo que ha tenido que hacer la protagonista.
    Un abrazo,

    Sonsoles