Futuro Pasado > Literatura > Lecturas > Palabras estrafalarias (XI): CHOCOLATE

Palabras estrafalarias (XI): CHOCOLATE

Esta serie de post sobre palabras estrafalarias está iniciando la recta final. Hemos ordeñado ya suficientemente la vaquita del libro Origen de las palabras estrafalarias (Ed. LIBSA, 2002) de José Calles Vales. Hoy traemos la penúltima y dulce palabra…

CHOCOLATE. m. Sustancia dulce fabricada con cacao, de color marrón oscuro, que puede tomarse líquida, con leche o sólida, en tabletas o barras.

Son muy famosas las palabras de la Historia de Indias de Acosta: «El principal beneficio de este cacao es un brebaje que hacen, que llaman chocolate, que es cosa loca lo que en aquella tierra [América] le precian, y las españolas hechas a la tierra [instaladas y acostumbradas a los usos americanos] se mueren por el negro chocolate». No se sabe que el autor de estas palabras escribiera con mala intención que «las españolas se mueren por el negro chocolate» pero lo cierto es que dicha frase ha quedado para la posteridad y no hay quien no sonría cuando la lee; especialmente cuando en años recientes se dice que el chocolate es un sustituto del fornicio. La palabra chocolate, como puede suponerse, es de origen americano y, afinando más, de raíces aztecas. Los aztecas indígenas solían hacer un tipo de pasta elaborada con ceiba y cacao, disuelta y preparada para beber. Se conoce que la semilla de ceiba se llamaba pocotl y que el cacao se llamaba kakawatl (atl, agua), pero a partir de aquí todo son suposiciones. Sería posible imaginar mezclas del tipo poco-kakawa-atl, citado por Corominas, y que, como dice este autor, los españoles redujeran en *chocahuatl, *chocohualte o cualquier otra palabra parecida. Según todas las noticias, los mexicanos no consideran esta palabra originaria de su lengua antigua, lo cual, seguramente, indica que los españoles «inventaron» o «falsificaron» el verdadero nombre del chocolate, corrompiendo, mezclando y distorsionando voces aztecas.

Indice de palabras estrafalarias