Futuro Pasado > Culturas del mundo > Asia y Oriente > La Ruta de la Seda > La Ruta de la Seda II (10): Samarkanda (y III)

La Ruta de la Seda II (10): Samarkanda (y III)

Samarkanda

Aunque el sucesor de Tamerlán, Shah Rukh, trasladó la capital a Herat, Samarkanda continuó siendo próspera bajo el mandato de Ulug Beg, nieto de Tamerlán. Es este Ulug un interesante personaje en el que merece la pena detenerse.

En su infancia viajó por gran parte del imperio de su abuelo y al ascender al trono su padre, Rukh, él se estableció en Samarkanda, ciudad de la que llegó a ser gobernador con sólo 16 años. El adolescente Ulug se propuso mantener a Samarkanda como el centro cultural del imperio. Entre 1417 y 1420 edificó la madrasa que lleva su nombre e invitó a astrónomos y matemáticos a estudiar allí.

Su interés personal se centraba en la astronomía y así en 1428 construyó un gran observatorio llamado el Gurkhani Zij. Modificó los telescopios y mejoró su precisión aumentando la longitud de su sextante. En este artículo Ulugh Beg and His Observatory puede verse una reconstrucción de cómo se supone fue el observatorio de Ulug Beg.

Observatorio de Ulug Beg

Los errores de bulto que encontró en los catálogos de los astrónomos árabes le llevaron a reubicar la posición de 992 estrellas fijas, a las cuales agregó 27 estrellas del catálogo de Al Sufi, que estaban demasiado al sur para ser observadas desde Samarkanda. El catálogo de Ulug Beg fue el primero original desde Ptolomeo.

Ulug Beg

En 1437 Ulug determinó la longitud del año sideral en 365d 6h 10m 8s (con un error de +58s). Tardó varios años en hacer la medición y utilizó un gnomon de 50 m de alto. Este valor fue mejorado en 28 segundos en 1525 por Copérnico. Ulug fue también notable por sus trabajos en matemáticas relacionadas con la astronomía, como trigonometría y geometría esférica.

Por desgracia Ulug no fue tan buen administrador como científico. Perdió algunas batallas con estados rivales y fue decapitado por su propio hijo mayor mientras peregrinaba a La Meca. En su honor un cráter lunar lleva el nombre de Ulug Beg desde 1830.

El poder mongol en Sogdiana se debilitó tras la muerte de Ulug y Samarkanda entró en declive. En 1447, fue tomada por los uzbekos. Cayó sucesivamente en manos de los persas, turcos e incluso de los chinos durante un breve período. La ciudad fue capturada por los rusos en 1868. Formó parte de la Unión Soviética y hoy pertenece al estado de Uzbekistán. En ella conviven unas cincuenta etnias diferentes.

Observatorio de Ulug Beg

Ahora sí, debemos dejar Samarkanda, la más legendaria de las ciudades del mundo, y proseguir, siguiendo al equipo de rodaje de la NHK, nuestro viaje por la Ruta de la Seda.

Cuentan -pero Alá es más sabio, más prudente, más poderoso y más caritativo- que en tiempos pasados y en épocas remotas, hubo un rey entre los reyes de Sassan, en las islas de la India y de la China. Era dueño de ejércitos y de sus auxiliares, de servidores y de un séquito numeroso. Tenía dos hijos, ambos heroicos jinetes, pero el mayor valía más aún que el menor. El mayor reinó en los países, gobernó con justicia entre los hombres, y por eso le querían los habitantes del país y del reino. Llamábase el rey Schahriar. Su hermano, llamado Schahzaman, era el soberano de Samarkanda Al-Ajam (Las mil y una noches)

Fotos de Samarkanda con buenos detalles

Fotos de la UNESCO

Galería de fotos de Uzbekistán

Capítulo siguiente: La Ruta de la Seda II (11): Bujara y Khiva
Capítulo anterior: La Ruta de la Seda II (9): Samarkanda (II)

7 Comentarios en “La Ruta de la Seda II (10): Samarkanda (y III)
  1. Aura dice:

    Me ha gustado mucho el artículo sobre el observatorio de Ulug Beg. Deliciosos estos antiguos astrónomos.
    ¿Ya nos vamos de Sinorgante? Ohhh.

  2. noemi dice:

    Sin órgano? Nadie acá zarpa sin órgano!

  3. ¿zarpa?

    Ustedes dos están enigmáticas hoy

  4. noemi dice:

    Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe S.A., Madrid:

    zarpar

    1. intr. Levar anclas, hacerse a la mar un barco desde el lugar en que estaba fondeado o atracado:
    zarparemos dentro de unas horas hacia América.

    (Fijarse detalle: el diccionario es de Madrid).

    No íbamos a irnos de viaje los tres? (Vaya memoria que tienes, ya te estoy conociendo).

  5. Aura dice:

    Jajajaja. En el medievo los europeos llamaban así a Samarkanda porque la pronunciaban mal.

  6. Sonia dice:

    BONITO EL ARTICULO!!
    noemi me podrías dar la referencia completa del diccionario que citas, cual est su nombre, no es el de la RAE tampo es el María Moliner, si puedes contestarme en mi correo
    Gracias
    Dewwww

1 Pings/Trackbacks para "La Ruta de la Seda II (10): Samarkanda (y III)"
  1. […] Capítulo anterior: La Ruta de la Seda II (10): Samarkanda (y III) […]