Culturas del mundo > Asia y Oriente > La Ruta de la Seda > La Ruta de la Seda II (15): La ruta de las estepas

La Ruta de la Seda II (15): La ruta de las estepas

Mausoleo de Khoti Ahmed Yasavi
Mausoleo de Khoti Ahmed Yasavi en la ciudad de Turkistán

El tramo de la ruta de la seda que atraviesa la antigua República Soviética de Kazakistán es conocido como la ruta de las estepas. Allí el equipo de rodaje de la NHK japonesa encuentra un extraño rebaño de camellos en el que se mezclan animales de una y de dos jorobas. Al parecer, es en esa zona donde se juntan el hábitat del camello bactriano (de dos jorobas) y del camello árabe o dromedario (de una sola joroba).

Esta región es atravesada por el río Talas, escenario de una importante batalla que ya comentamos aquí

La ciudad de Taraz fue fundada por refugiados sogdianos que huían del tirano de Bujara. En los siglos VIII y IX estuvo en poder de los árabes y en el siglo XI fue la capital del imperio turco karakánida. Gengis Khan la destruyó en el siglo XIII. No volvió a adquirir cierta importancia hasta 1864 en que fue tomada por la Rusia de los zares. En Taraz hay dos mausoleos: el de Karakhan, del siglo XI y el de Shamankur, del siglo XII. Pero son más importantes los que se encuentran a unos 18 km al oeste de la ciudad, el de Aishah Bibi y el de Bibi Khanum.

Ruinas de Otrar
Ruinas de Otrar. Palacio del siglo XIV

La ciudad de Turkistán es desde el siglo IV un importante centro comercial. Hoy cuenta con un gran mercado de alfombras, en el que es una tradición el largo regateo. Es también un centro espiritual y en ella se encuentra el mausoleo de Koti Ahmed Yasevi, célebre maestro sufí del siglo XII. Más fotos detalladas del mausoleo

Otro centro comercial importante y también del siglo IV es Otrar (su nombre significa “lugar de los que no son nómadas”). Su biblioteca fue célebre en la antigüedad. El pensador Al-Farabi nació y vivió en ella. El llamado “incidente de Otrar” aconteció en 1218 y consistió en que unos mercaderes mongoles fueron muertos y desvalijados por el gobernador, lo que dio a Gengis Khan el pretexto para atacar y tomar la ciudad y, a partir de ella, lanzarse a la conquista de toda el Asia Central. Gengis Khan exterminó a todos los habitantes de Otrar, excepto a los artesanos, y ejecutó al gobernador derramando plata fundida en sus ojos y oídos. La ciudad de Otrar todavía mantuvo su influencia con Tamerlán.

Más allá, entre los ríos Amu-Darya y Sir-Darya, se extiende el desierto de Kyzil Kum, llamado el desierto rojo.

Mausoleo de Bibi Khanum
Turkistán. Mausoleo de Bibi Khanum

Capítulo siguiente: La Ruta de la Seda II (16): Los caballos celestiales de Fergana
Capítulo anterior: La Ruta de la Seda II (14): Los escitas y el lago Issik Kul

Publicado en Asia y Oriente, La Ruta de la Seda
4 Comentarios en “La Ruta de la Seda II (15): La ruta de las estepas
  1. Tienes un blog muy interesante y cargado de información.
    Te invito a visitar el mío
    Slaudos

  2. Aura dice:

    Aparte de la interesante crónica de la ruta (de la que me declaro fan y viajera virtual), decirte que me ha inquietado la imaginación del gran Khan a la hora de idear torturas :S
    Parece un castigo del infierno dantesco…

  3. noemi dice:

    Si, mira tú que usar el ingenio para eso… habiendo tanto que hacer en ésta vida..

  4. chocoadicta dice:

    Este viaje por la ruta de la seda es mi debilidad, aunque no debió ser la de Gengis Khan quien parece que arrasó allá por donde pasó :). Impresionante y grandidoso mausoleo, no puedo verlo por dentro porque me falla en enlace (creo que es cosa mía no del enlace, así que mañana vuelvo a intentarlo).
    Me hubiera encantado perderme en aquellos tiempos por la biblioteca de Otrar.
    Gracias por otro encantador viajecito 🙂

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE