Futuro Pasado > Arte > Moderneces > El esqueleto de Marc Quinn

El esqueleto de Marc Quinn

Está en la catedral de Winchester.

Marc Quinn. Esqueleto catedral de Winchester

Sobre Marc Quinn puedo decir lo mismo que dije hace días sobre Jeff Koons: en general, no me interesa nada en absoluto lo que hace. Lo suyo es un «arte» (noten las comillas) destinado sobre todo a llamar la atención. Sólo puedo añadir que, en mi caso, falla en su propósito la mayor parte de las veces.

Pero hay excepciones. Su última ocurrencia me parece cuanto menos curiosa. Es ese esqueleto de la foto, instalado en la catedral de Winchester. Es de bronce pintado de blanco y mide 30 cm. Como modelo ha usado un feto de 22 semanas. Se llama Angel.

Forma parte de la exposición Winchester Year of Sculpture 2007: Light, que se inaugura hoy 3 de mayo y estará hasta el 31 de julio.

Web de Marc Quinn

Marc Quinn en Picasso Mío

Etiquetado con: ,
5 Comentarios en “El esqueleto de Marc Quinn
  1. oktomanota dice:

    genial la obra , del marc, todo un fenomeno
    buen post
    saludos

  2. Kore dice:

    Qué curioso! Gracias por comentarlo, es muy interesante (y gracias por la link, por cierto). La verdad es que este hombre intenta hacer arte con controversia y le funciona, pero no deja de ser un artista del «susto». Es decir, la mayoría de las veces no tiene nada más…
    Voy a leer más cosicas, a ver lo que me encuentro 😀
    Saludicos!

  3. Bueno, hay un gran número de artistas que consideran que su labor consiste en epatar a todas esas almas aburguesadas que pasean por las salas de los museos, abrirles los ojos hacia una nueva percepción. Cuestión de gustos, creo.
    Un saludo.

  4. TANDRO dice:

    Qué siniestro… :S

    Un saludo.

  5. Elpidia dice:

    Si no es arte, cuando menos atrae la atención. Siempre nos descubres pequeños curiosidades del mundo, y nosotros como niños asombrados, las tomamos un momento para que nuestra imaginación juegue con ellas.

    Vuelvo después de hace bastante tiempo, pero en mi lista de visitas, tú eres el primero.

    Abrazos.